Discussion:
Lucifer se asocia con la serpiente, seguro que con Kundalini,
Add Reply
°illuminati°
2011-05-14 00:52:58 UTC
Responder
Permalink
Raw Message
Lucifer se asocia con la serpiente, seguro que con Kundalini, como
hemos sabido, y
también debemos identificar al infierno con la parte inferior, el
lugar donde habitaría la serpiente enroscada, pudiendo bien ser ésta
canalizada de modos diferentes como una energía eminentemente
ígnea.
Esto refuerza de manera similar la asociación fuego con Lucifer, como
una personificación de la serpiente dormida en la parte inferior, que
resulta el agente mágico de la transmutación cuando la energía es
bien canalizada.
Todo ello nos llevará inevitablemente a asociar a Lucifer con la
serpiente Kundalini, y con el proceso de iluminación, y con el
proceso civilizador de los grandes héroes mitológicos Prometeo,
Hércules, Quetzalcóatl entre muchos otros.
Si seguimos con nuestras conexiones, vincularemos a Lucifer con la
misma fuerza vital, la fuerza sexual o libido, que se expresa
positivamente como un acto creativo y negativamente como un vicio u
obsesión sexual.
La referencia constante de una serpiente de fuego en varias
tradiciones, nos conecta siempre con el Fuego Secreto con Kundalini,
con el despertar, la sabiduría y el poder.
El hombre nace del enfrentamiento de dos fuerzas muy poderosas: el
masculino y el femenino, en si antagónicas. Ninguna de estas dos
fuerzas es realmente maligna. Toda fuerza es amoral en su
concepción.
El mal en el sexo es el abuso no el uso. Es el encuentro de dos
corrientes o si se quiere una interferencia con un plan, el plan
seria espiritualizar no materializar. Y el hombre es la
materialización de esa fuerza. Ahora en esa materialización existe
una
fuerza, pero esta fuerza está encerrada. Prisionera en un lugar
secreto.
Toda persona que alcanza los niveles más altos de la espiritualidad
por medio de ese fuego siente la presencia de una inteligencia
superior dentro. Quizá sólo sea otra parte de nuestro cerebro, una
parte
que normalmente no usaríamos.
Pues parece que la serpiente es un símbolo arcaico universal, sea en
Lucifer o en la
columna vertebral, hay relación entre la columna
vertebral y Lucifer.

Sin duda falta encontrar la relación entre la serpiente "occidental"
y
la serpiente india o hindú.
Hay abundantes ejemplos del arquetipo de la serpiente, por ejemplo en
el caduceo de Mercurio.
A veces en oriente los símbolos toman otra significación, por ejemplo
el rojo en el teatro Kabuki no es lo mismo que podría representar el
rojo para nosotros los occidentales.
¿Donde estará el eslabón perdido para la serpiente o el dragón?


¿Un encuentro con Lucifer?
En la tradición Cristiana, Jesús el Cristo, tras su muerte en la
cruz, pasa al reino de los muertos por tres días ¿Qué paso esos tres
días? Desciende según la tradición al el mismo infierno, de donde
regresa triunfal para ascender a los cielos, desde lo alto ahora
reina. Esto pude tomarse como meramente alegórico a un iniciado en
los
antiguos misterios. Pero, este descenso a los infiernos se
menciona
ahora poco, las iglesias parecen quererlo olvidar y los teólogos
eruditos apenas plantean vagas explicaciones acerca del porqué o
para qué, siquiera de lo realizo durante su estancia allí.
Únicamente se menciona por el esoterismo que regresó transformado,
transmutado. Este episodio es entendido por aquellos que pudieran
vislumbrar su significado oculto


Es que Jesús no podía ser menos que Orfeo, incluso Dante descendió al
Hades, seguramente Caronte lo llevó en su canoa.
Incluso personajes de las comedias de Aristófanes descendían al
infierno y se quejaban de la inflación porque Caronte en vez de
cobrarles un óvolo les cobraba dos.


Hay que ver quien reinaba en ese momento en el infierno.
Por ejemplo en Las Ranas de Aristófanes reinaba el escritor de
tragedias Esquilo, al parecer a Aristófanes no le agradaban las
tragedias de Esquilo.
Dionisos desciende al hades, junto con su criado Jatías, para
intentar que Eurí- pides reaparezca. Una vez que ambos llegan a la
laguna Aqueronte, el barquero Caronte impide a Jatías que suba, pues
al ser esclavo no le está permitido cruzar la laguna en barca.
Jantias
tendrá que bordear la laguna a pie, mientras su amo en la barca hace
reir a unas ranas que le acompañan durante el trayecto. Todo el resto
de la obra se sucede en el Hades, en donde el coro de iniciados pro-
pone el restablecimiento de los derechos de ciudadanía de los
atenienses. Eurípides muestra sus diferencias dramáticas ante el
puesto de honor en el hades que posee Esquilo. Plutón nombra juez a
Dionisos, que tras escuchar a ambos deciden , en contra de lo que
vino
a buscar, llevarse a Esquilo y emprender con él, el camino de los
vivos. "Las Ranas" (batraco) fue representada en Las Leneas en el
año 405 a.C
Las ranas (Bátrachoi) es una comedia escrita por el dramaturgo griego
Aristófanes. Fue representada en las Leneas, una de las fiestas de
Dioniso, en 405 a. C.
La mal interpretada alegoría del descenso a los infiernos ha
provocado
cierto daño en la psique popular. La “Leyenda” esotérica de Hércules
y
Teseo descendiendo a los niveles inferiores de la psique o región
infernal; el viaje iniciático a los Infiernos de Orfeo, quien
encontró su camino gracias al poder de la música de su lira -Ovidio,
“Metamorfosis”); la de Cristo que descendió a los Infiernos y al
tercer día resucitó de entre los muertos, han sido deformada por los
profanos clérigos al transformar confusamente en ritos y dogmas de
la
Iglesia.
Desde el punto de vista sideral, del sol durante el equinoccio de
otoño, pues antiguamente se creía que este astro abandonaba las altas
regiones siderales, librando un combate con el genio de las
tinieblas,
quien se adueñaba de lo mejor de nuestra luz.


Las palabras que dirige Hermes a Prometeo encadenado sobre las áridas
rocas del Cáucaso –Prometeo atado a la ignorancia y devorado por el
buitre de las pasiones – se aplicaban a todos los novatos, a todos
los
Chrestos, durante las pruebas: “No esperes término a tu suplicio
antes
de que Dios (o un Dios) aparezca, te releve de tus dolores y
descienda
contigo al sombrío Hades, a la niebla profunda del Tártaro” (Esquilo,
Prometeo), lo cual significa, sencillamente, que hasta que Prometeo
(o
el hombre) pueda encontrar al “dios”, o Hierofante (el Iniciador) que
consienta en descender con él a las criptas de la Iniciación y lo
dirija alrededor del Tártaro, no cesará el siniestro y potente buitre
de las pasiones de devorar los órganos vitales.
El iniciado en los altos misterios Esquilo no pudo ser más claro.
Pero Aristófanes, menos apegado a sus juramentos o quizás más
intrépido que Esquilo, divulga este secreto a los hombres que no se
ven cegados por prejuicios de fuerte seguridad en su inmortal obra
relativa al descenso del iniciado a los infiernos o viaje a las
profundidades de su propia Pisque oscura.
http://groups.google.com/group/secreto-masonico
o***@gmail.com
2017-05-09 00:40:24 UTC
Responder
Permalink
Raw Message
Post by °illuminati°
Lucifer se asocia con la serpiente, seguro que con Kundalini, como
hemos sabido, y
también debemos identificar al infierno con la parte inferior, el
lugar donde habitaría la serpiente enroscada, pudiendo bien ser ésta
canalizada de modos diferentes como una energía eminentemente
ígnea.
Esto refuerza de manera similar la asociación fuego con Lucifer, como
una personificación de la serpiente dormida en la parte inferior, que
resulta el agente mágico de la transmutación cuando la energía es
bien canalizada.
Todo ello nos llevará inevitablemente a asociar a Lucifer con la
serpiente Kundalini, y con el proceso de iluminación, y con el
proceso civilizador de los grandes héroes mitológicos Prometeo,
Hércules, Quetzalcóatl entre muchos otros.
Si seguimos con nuestras conexiones, vincularemos a Lucifer con la
misma fuerza vital, la fuerza sexual o libido, que se expresa
positivamente como un acto creativo y negativamente como un vicio u
obsesión sexual.
La referencia constante de una serpiente de fuego en varias
tradiciones, nos conecta siempre con el Fuego Secreto con Kundalini,
con el despertar, la sabiduría y el poder.
El hombre nace del enfrentamiento de dos fuerzas muy poderosas: el
masculino y el femenino, en si antagónicas. Ninguna de estas dos
fuerzas es realmente maligna. Toda fuerza es amoral en su
concepción.
El mal en el sexo es el abuso no el uso. Es el encuentro de dos
corrientes o si se quiere una interferencia con un plan, el plan
seria espiritualizar no materializar. Y el hombre es la
materialización de esa fuerza. Ahora en esa materialización existe
una
fuerza, pero esta fuerza está encerrada. Prisionera en un lugar
secreto.
Toda persona que alcanza los niveles más altos de la espiritualidad
por medio de ese fuego siente la presencia de una inteligencia
superior dentro. Quizá sólo sea otra parte de nuestro cerebro, una
parte
que normalmente no usaríamos.
Pues parece que la serpiente es un símbolo arcaico universal, sea en
Lucifer o en la
columna vertebral, hay relación entre la columna
vertebral y Lucifer.
Sin duda falta encontrar la relación entre la serpiente "occidental"
y
la serpiente india o hindú.
Hay abundantes ejemplos del arquetipo de la serpiente, por ejemplo en
el caduceo de Mercurio.
A veces en oriente los símbolos toman otra significación, por ejemplo
el rojo en el teatro Kabuki no es lo mismo que podría representar el
rojo para nosotros los occidentales.
¿Donde estará el eslabón perdido para la serpiente o el dragón?
¿Un encuentro con Lucifer?
En la tradición Cristiana, Jesús el Cristo, tras su muerte en la
cruz, pasa al reino de los muertos por tres días ¿Qué paso esos tres
días? Desciende según la tradición al el mismo infierno, de donde
regresa triunfal para ascender a los cielos, desde lo alto ahora
reina. Esto pude tomarse como meramente alegórico a un iniciado en
los
antiguos misterios. Pero, este descenso a los infiernos se
menciona
ahora poco, las iglesias parecen quererlo olvidar y los teólogos
eruditos apenas plantean vagas explicaciones acerca del porqué o
para qué, siquiera de lo realizo durante su estancia allí.
Únicamente se menciona por el esoterismo que regresó transformado,
transmutado. Este episodio es entendido por aquellos que pudieran
vislumbrar su significado oculto
Es que Jesús no podía ser menos que Orfeo, incluso Dante descendió al
Hades, seguramente Caronte lo llevó en su canoa.
Incluso personajes de las comedias de Aristófanes descendían al
infierno y se quejaban de la inflación porque Caronte en vez de
cobrarles un óvolo les cobraba dos.
Hay que ver quien reinaba en ese momento en el infierno.
Por ejemplo en Las Ranas de Aristófanes reinaba el escritor de
tragedias Esquilo, al parecer a Aristófanes no le agradaban las
tragedias de Esquilo.
Dionisos desciende al hades, junto con su criado Jatías, para
intentar que Eurí- pides reaparezca. Una vez que ambos llegan a la
laguna Aqueronte, el barquero Caronte impide a Jatías que suba, pues
al ser esclavo no le está permitido cruzar la laguna en barca.
Jantias
tendrá que bordear la laguna a pie, mientras su amo en la barca hace
reir a unas ranas que le acompañan durante el trayecto. Todo el resto
de la obra se sucede en el Hades, en donde el coro de iniciados pro-
pone el restablecimiento de los derechos de ciudadanía de los
atenienses. Eurípides muestra sus diferencias dramáticas ante el
puesto de honor en el hades que posee Esquilo. Plutón nombra juez a
Dionisos, que tras escuchar a ambos deciden , en contra de lo que
vino
a buscar, llevarse a Esquilo y emprender con él, el camino de los
vivos. "Las Ranas" (batraco) fue representada en Las Leneas en el
año 405 a.C
Las ranas (Bátrachoi) es una comedia escrita por el dramaturgo griego
Aristófanes. Fue representada en las Leneas, una de las fiestas de
Dioniso, en 405 a. C.
La mal interpretada alegoría del descenso a los infiernos ha
provocado
cierto daño en la psique popular. La “Leyenda” esotérica de Hércules
y
Teseo descendiendo a los niveles inferiores de la psique o región
infernal; el viaje iniciático a los Infiernos de Orfeo, quien
encontró su camino gracias al poder de la música de su lira -Ovidio,
“Metamorfosis”); la de Cristo que descendió a los Infiernos y al
tercer día resucitó de entre los muertos, han sido deformada por los
profanos clérigos al transformar confusamente en ritos y dogmas de
la
Iglesia.
Desde el punto de vista sideral, del sol durante el equinoccio de
otoño, pues antiguamente se creía que este astro abandonaba las altas
regiones siderales, librando un combate con el genio de las
tinieblas,
quien se adueñaba de lo mejor de nuestra luz.
Las palabras que dirige Hermes a Prometeo encadenado sobre las áridas
rocas del Cáucaso –Prometeo atado a la ignorancia y devorado por el
buitre de las pasiones – se aplicaban a todos los novatos, a todos
los
Chrestos, durante las pruebas: “No esperes término a tu suplicio
antes
de que Dios (o un Dios) aparezca, te releve de tus dolores y
descienda
contigo al sombrío Hades, a la niebla profunda del Tártaro” (Esquilo,
Prometeo), lo cual significa, sencillamente, que hasta que Prometeo
(o
el hombre) pueda encontrar al “dios”, o Hierofante (el Iniciador) que
consienta en descender con él a las criptas de la Iniciación y lo
dirija alrededor del Tártaro, no cesará el siniestro y potente buitre
de las pasiones de devorar los órganos vitales.
El iniciado en los altos misterios Esquilo no pudo ser más claro.
Pero Aristófanes, menos apegado a sus juramentos o quizás más
intrépido que Esquilo, divulga este secreto a los hombres que no se
ven cegados por prejuicios de fuerte seguridad en su inmortal obra
relativa al descenso del iniciado a los infiernos o viaje a las
profundidades de su propia Pisque oscura.
http://groups.google.com/group/secreto-masonico
Loading...