Discussion:
Una historia que Ud. no podra olvidar
(demasiado antiguo para responder)
j***@gmail.com
2014-09-10 21:39:38 UTC
Permalink
Raw Message
Buena historia aunque algunos detalles no ocurrieron así, ta que fui protagonista de primera línea pero igual es bueno recirdarla
o***@gmail.com
2015-10-21 18:56:59 UTC
Permalink
Raw Message
La historia en las Terrazas del Avila (Nuevo fracaso policial)
Hernan Gregorio Lopez Ortuno (a) ``Hernancito'', implicado en el
homicidio del grandeliga Gustavo Polidor y fugado del Reten de Catia
en diciembre pasado, junto con 3 reclusos mas, volvio a ser noticia.
En esta oportunidad secuestro, la noche del lunes, a las hermanas
Maria Magdalena Monagas (30) y Lorena Melendez Monagas (19),
acompanado de Alexis Rivera (a) ``El Sicopata''. Todo comenzo cuando 2
delincuentes se apostaron cerca del gimnasio Maria Felix, ubicado en
la calle La Guairita de Chuao, a la espera de victimas para robar.
Primero intentaron llevarse a una joven, pero su vehiculo no funciono.
Luego, interceptaron a Maria Magdalena Monagas, empleada de la
aerolinea Servivensa, quien conducia un Honda-Civic rojo. Abordaron el
carro y la obligaron a que los llevaran a su domicilio situado en el
apartamento 42-A, piso 4 del edificio Refugio, al final de la calle 4
de Terrazas de El Avila.
Los movimientos de los antisociales fueron observados por la otra
joven, quien aviso a Reiner Sifontes, sobrino de la juez Ingrid
Sifontes y novio de Maria Magdalena. Sifontes se fue a Terrazas de El
Avila y en el camino encontro una patrulla de la Policia de Sucre a
cuyos tripulantes les explico lo que ocurria. Junto con los efectivos
se dirigio al estacionamiento del edificio Refugio y alli vio el auto
de su novia.
Lorena Melendez Monagas, estudiante de Administracion en la
Universidad Metropolitana, veia television cuando llego su hermana con
los antisociales. Entretanto, el comisario Eugenio Rojas Perez,
director de la Policia Municipal de Sucre, confirmo que
efectivamente la patrulla 1-72 se encontraba de ronda por el lugar y
recibio la denuncia de Sifontes. Relato que la comision policial subio
al piso 4, precisamente cuando los 2 delincuentes salian del
apartamento 42-A, porque no habian encontrado objetos de valor que
llevarse. Los hombres, al ver a los efectivos decidieron devolverse y
tomar como rehenes a las jovenes. De inmediato, Poli-Sucre reforzo el
numero de funcionarios, pero cuando los plagiarios comenzaron a
solicitar la presencia de un Fiscal del Ministerio Publico y de los
medios de comunicacion, llamaron a la Policia Tecnica Judicial, PTJ, .
El primero en arribar fue el comisario Rigoberto Chacon, el grupo BAE
y el jefe de Investigaciones de la Comisaria de El Llanito, Rolando
Guevara. Luego llego el director Jose Ramon Lazo Ricardi, quien inicio
las conversaciones con un sujeto encapuchado que se asomo a la puerta,
protegido con una de las rehenes. Este individuo se identificaba como
``Darwin Jose'', quien resulto ser ``Hernancito''. Entretanto, el otro
secuestrador permanecia en la retaguardia. Era el mas agresivo y
violento. En todo momento se negaba a negociar la entrega de las
rehenes.
De acuerdo con las versiones de quienes estaban tratando de resolver
la situacion, entre ``Hernancito'' y ``El Sicopata'' hubo forcejeos y
discusiones. Se comentaba que estaban bajo los efectos de basuco y
anis que consumieron durante el dia. Ademas de la directiva de la PTJ,
los jefes de las divisiones operativas de ese organismo y funcionarios
del grupo BAE, llegaron el fiscal Ivan Dario Badell, los diputados y
periodistas Martin Pacheco y Vladimir Villegas, presidente de la
sub-comision de Derechos Humanos, asi como Rafael Narvaez, junto con
los fiscales del Ministerio Publico, Francisco Javier Alvarez, Antonio
Mastropietro, Marcos Alvarado y Jose Angel Pernalete.
Igualmente se presento el padre Juan Manuel Fernandez, Secretario del
Arzobispo de Caracas.
A las 11 y 35 de la manana, efectivos de la Division Contra Homicidios
llegaron a la calle 4, acompanados de una dama de baja estatura y piel
triguena. Trataron de hacerla pasar como funcionaria,
pero los periodistas se percataron que se trataba de un familiar de
uno de los plagiarios. Beatriz Ortuno, madre de ``Hernancito'', fue
traida desde Casalta II. A la dama la trasladaron al pasillo del piso
4. Frente al apartamento 42-A le rogo a su hijo que se entregara, que
tenia la vida garantizada. No obstante, Lopez Ortuno se hizo el
desentendido y respondio: ``senora...aqui no hay ningun Hernan...''.
Las conversaciones continuaron y desde afuera se escuchaban las
discusiones entre los secuestradores.
Finalmente, ``Hernancito'' salio. Lo hizo llevando a Lorena sujeta con
una ``llave'' al cuello y apuntandola con una pistola en la cabeza.
Temeroso de que pudieran matarlo, le manifesto al director de la PTJ,
``senor Lazo Ricardi... cuidado con una vaina...''. Solto a la rehen y
entrego el arma al director de la PTJ. Enseguida se abrazo al padre
Juan Manuel, al fiscal Ivan Dario Badell y a Lazo Ricardi, quien lo
condujo al piso 5. Apenas habia pisado el primer escalon, ``El
Sicopata'', entreabrio la puerta del apartamento 42-A, teniendo como
escudo a Maria Magdalena y descargo unos 6 o 7 tiros hacia el pasillo.
Un proyectil alcanzo en el cuello a Jesus Rivas, funcionario de
Inteligencia de la PTJ, quien trataba de ver si habian dejado pegada
la llave a la cerradura del inmueble. El Inspector Luis Godoy, de la
Division Contra Homicidios, lo rescato. Tambien resulto herido en la
pierna derecha, Arturo Miarro, sicologo del Instituto Universitario de
Policia Cientifica, quien hacia de mediador.Una camioneta que
trasladaba a uno de los heridos al Hospital Perez de Leon de Petare,
arrollo al comisario Henry Vivas, jefe de Operaciones de la
Metropolitana, quien fue llevado a la clinica El Avila. Uno de los
medicos que atendio al efectivo de la PTJ, explico que estaba
paraplejico como consecuencia de la onda expansiva de la bala.
Fue llevado al Instituto de Resonancia Magnetica y luego trasladado a
la Policlinica Metropolitana, en terapia intensiva.
A las 2 de la tarde, un medico forense examinaba a ``Hernancito'' y
minutos despues fue trasladado a la PTJ. A medida que pasaban las
horas crecia la expectativa ante lo que podria ocurrir. El primer y
segundo comandantes de la Metropolitana impartieron ordenes a sus
efectivos para que desalojaran la zona. Los uniformados hicieron doble
cadena para sacar a los periodistas de los sitios donde se habian
ubicado para seguir las incidencias. Hubo forcejeos, empujones.
Algunos funcionarios sacaron a relucir peinillas y otros
rociaron gas en el rostro de reporteros de television.
La agresividad de los policias se acrecento pasadas las 12 del dia
cuando el vehiculo del fiscal Ivan Dario Badell iba a salir de la
calle 4 y los periodistas, que estaban detras del cerco intentaron
acercarse al auto. Badell bajo del carro para conversar con los medios
de comunicacion y fue rodeado por los uniformados.
Por su parte el Fiscal General dijo que se retiraba porque quedaban 2
representantes del Ministerio Publico pendientes de las negociaciones
para la liberacion de la otra joven.
-Es lamentable y da la impresion de que con delincuentes no se puede
negociar. Tratamos de llevar a feliz termino la conversacion, pero su
actitud puso en peligro la vida muchas personas que se encontraban
alli.
Luego se refirio a la actitud del otro individuo que permanecia en el
apartamento 42-B con Maria Magdalena Monagas.
-Creo que es el efecto de alcohol o droga.
Explico que la rehen liberada, Lorena Melendez Monagas, estaba en
buenas condiciones fisicas, pero no
quiso informar en torno a lo que la joven relato en cuanto a sus horas
de cautiverio.
A las 3 y 40 de la tarde llegaron 8 efectivos del Departamento de los
servicios de Inteligencia y
Prevension, Disip, al mando del comisario ``Leoncio''. Iban equipados
para escalar el edificio al estilo
rapel.
Es importante senalar que en medio de un gentio y tomado fuertemente
del brazo izquierdo por el director
de la PTJ, Jose Ramon Lazo Ricardi, Hernan Gregorio Lopez Ortuno,
mejor conocido como
``Hernancito'', asomo el rostro por el canal oficial del Estado y toda
Venezuela pudo verlo.
A las 12 y 30 del mediodia, los caraquenos almorzaron sobresaltados
por el suceso de Terrazas del Avila.
Ya nadie se acordaba del mensaje presidencial y a pocos les interesaba
si algun ministro andaba por ahi
explicando lo que el Presidente no preciso. El problema de sobrevivir
en esta ciudad ocupaba la atencion
de todos y el llamado ``sindrome de San Roman'' se apodero del
ambiente al presumir que este secuestro
concluiria tragicamente, como en efecto ocurrio mas tarde.
``Hernancito'', al parecer, estaba dispuesto a negociar su entrega
desde que se metio en el asunto, por eso
no vacilo en salir del apartamento donde permanecian como rehenes unas
seis personas, cuando la Policia
Tecinica Judicial les ofrecio un vehiculo para evadirse.
Al salir del apartamento, el delincuente entrego el arma y libero a su
rehen, Lorena Melendez. En el sitio
solo se encontraban las camaras de Venezolana de Television y los
periodistas Martin Pacheco y Carlos
Jose Monzon. Alli la situacion se hizo confusa. Demasiada gente en el
pasillo y las escaleras. Hasta el
alcalde del Municipio Sucre, Raoul Bermudez, aparecio en cuclillas y
alerta ante un tiroteo que provino
del apartamento, poco despues de las primeras palabras de
``Hernancito''...
- Yo no he cometido ningun delito. Alla arriba quedan seis personas.
Yo sali a buscar un carro para irme...
Comenzaron a empujarlo para trasladarlo al tercer piso, donde estaba
ubicado el comando de operaciones
de la PTJ, y sonaron cinco disparos, que hizo posiblemente el complice
de quien actuo en el crimen de
Polydor...Los televidentes solo esperaban que en cualquier momento
apareciera Bruce Willy, pues aquello
parecia una pelicula policiaca, solo que el final seria
lamentablemente cierto.
Los periodistas mencionados comenzaron una apurada entrevista...
Hernancito, ?quien disparo?
- Yo no te se decir porque yo estoy bastante alejado de todos los
acontecimientos, unicamente sali por
bucar el vehiculo que ustedes me prometieron y sali con un rehen para
buscar el vehiculo, para salir con
mi companero y las personas que estan alla adentro. Entonces, fijense
ustedes me han hecho una mala
jugada, porque ese senor (se refiere al otro secuestrador) tenia que
salir tranquilo...
El entrevistado lucia controlado, sereno, coherente. Se habia
informado que estuvieron consumieron licor y
bazooko...
Hernancito, no hubo mala jugada, aparentemente los disparos fueron
hechos desde adentro...
- Es que yo no he visto quien disparo, amigo...Yo no he visto nada, yo
no tengo ojos para ver por detras
para saber quien ha diparado...
En ese momento, Hernancito vio a su madre y le dijo con
suavidad:``Vente, vente. No te preocupes...''
Pero alli estan diciendo que fue del apartamento para fuera...
- Yo soy inocente de eso...
?Como se llama el amigo tuyo??Luis??Ese fue el que hablo?
- En ese momento el que se identifico como Luis fui yo...
?Y el como se llama? ?Darwin?
- No, vale. Darwuin Luis fui yo, el que hable.
Pero dinos como se llama para llamarlo y tranquilizarlo y para que no
siga disparando, vale...
- Escuchame, yo lo conozco por Ramirez, por Ramirez...No le conozco
nombre a el porque yo lo conoci
casualmente fue ayer, mano, ?me estas enteniendo?. Ayer, ayer...
Dicen que el se fugo contigo del Reten de Catia...
- Nadie se ha fugado conmigo porque yo no me he fugado de ningun
sitio, vale...
Tengo entendido que te fugaste del Reten de Catia...
- Ah, tienes entendido porque esa es la version policial que dan todas
las autoridades pero yo no me he
fugado de ningun sitio, amigo...Eso es mentira...Eso es mentira...
A pesar de las declaraciones del ministro de Relaciones Interiores,
Jose Guillermo Andueza, a la estacion
Radio Caracas Radio, y segun las cuales la presencia de los medios
perjudico la actuacion policial, en el
sitio del suceso se dijo todo lo contrario e, inclusive, algunos
voceros de la PTJ reconocieron que la
funcion de los medios televisivos fue crucial, pues mantuvo informados
a los propios cuerpos policiales de
lo que ocurria en el sitio.
El periodista Carlos Jose Monzon, de Venevision, luego de cumplir su
``guardia'' vespertina y de cubrir en
Miraflores el mensaje presidencial, se presto a colaborar con la
policia y con la familia secuestrada cuando
los agresores pidieron un mediador.
En todo caso, la descoordinacion se evidencio en las pantallas y, como
siempre, no se despejo el sitio y
actuaron tres cuerpos policiales que, en esta oportunidad, como cuando
San Roman, tampoco pudieron
resolver el secuestro...
Parte Final ...
Maria Magdalena Monagas, la mayor de las hermanas secuestradas durante
casi 21 horas en su vivienda
de la urbanizacion Terrazas del Avila, perecio como consecuencia de
las heridas sufridas durante el
enfrentamiento entre su captor y la fuerza especial conformada por
efectivos de la Policia Tecnica Judicial
y la Disip.
Luego de la entrega de Hernan Lopez Ortuno (Hernancito), y la
simultanea liberacion de Lorena Monagas
(hermana menor de la fallecida), Maria Magdalena quedo cautiva en el
apartamento 42-A del edificio
Refugio, junto con un individuo cuyo nombre no se conocia con certeza
en las primeras de cambio, y que a
la postre fue identificado como Julio Cesar Zambrano.
Las circunstancias que llevaron a las autoridades policiales a
irrumpir en el lugar del plagio aun no estan
claras. El director de la PTJ, Jose Ramon Lazo, explico que este
secuestrador nunca quiso negociar con
las autoridades.
Zambrano fue el mismo que le pregunto al jefe policial: ``?Ustedes no
tienen la experiencia de San
Roman?''. Para ese momento, apenas comenzaba la madrugada del martes
y ya, segun Lazo, ``tenia los
ojos vidriosos'' por el consumo de alcohol y acaso alguna droga.
Segun este funcionario, el unico que se entendia en terminos positivos
con la policia, era ``Hernancito'',
hasta el punto en que se entrego trece horas despues contra la
voluntad de Zambrano. Este, al verse solo,
abrio fuego contra quienes en ese momento plenaban los pasillos que
dan acceso al apartamento, hiriendo
a un sicologo de la PTJ y a un funcionario policial.
Hasta las cuatro y media de la tarde, la situacion habia sido de
expectativa frente a lo que podia estar
ocurriendo en el apartamento. Segun el subdirector de la PTJ, Eleazar
Cuotto Rendon, se podia saber de
los movimientos de Zambrano solamente por los ruidos que hacia.
Escucharon, por ejemplo, como el plagiario movia los muebles de un
lado para otro. Esto hizo suponer, tal
y como lo relato el diputado Vladimir Villegas, que Zambrano estaba
``atrincherado''.
Cuando faltaban 15 minutos para las cinco de la tarde, los miembros
del Comando Antisecuestros de la
Disip buscaban en una camioneta las sogas que luego usarian para
descender a rapel por el costado norte
del edificio Refugio. Para ese momento, la decision de entrar a como
diera lugar ya estaba tomada. En
ello coincidieron Lazo, Villegas y el periodista Carlos Monzon, quien
desde la noche anterior permanecia
en un apartamento del piso inferior.
Tras asomarse por la azotea, los efectivos arrojaron las cuerdas por
un recodo que les permitia acceder a
traves de uno de los lados del balcon del apartamento 42-A. Luego las
recogieron, y ese flanco fue
cubierto por un miembro de la Brigada de Acciones Especiales (BAE).
A las 5;30 pm, los comandos de la policia politica iniciaron su
descenso pasando por la parte frontal de los
balcones, lentamente. Uno de ellos dio un traspie, y fue necesario
detener la bajada por segundos.
Cuando estaban al nivel del cuarto piso volvieron a quedar estaticos.
Abajo, los uniformados de la PM
hacian senas indicando a los periodistas que tomaran las precauciones
necesarias, pues la accion iba a
comenzar.
De inmediato, se escucho la detonacion de dos bombas de aturdimiento.
Y mientras los ``hombres-arana''
se introducian en la vivienda por el balcon, otros efectivos hacian lo
propio a traves de la puerta principal.
En primera instancia, se distinguio el sonido de distintas rafagas y
el de balas disparadas de forma
individual. Por ultimo, tres tiros secos.
Al poco tiempo, sacaban herida a Maria Magdalena Monagas.
Extraoficialmente, se informaba que un
proyectil le habia penetrado la aorta. En un vehiculo de los Bomberos
la trasladaron al Hospital de El
Llanito. El captor dejo la escena, aparentemente muerto y cubierto por
una sabana. Desde sus balcones,
los vecinos gritaban hurras, mientras que Zambrano era depositado en
una ambulancia de Rescarven.
Fin. pero continuará...
Oye, alguien por allí dice que hubo algo de pasional en ese crimen pero que fue por encargo y otros dicen que el tal Zambrano no murió y lo que es verdad es que el hernancito participó en esto ademas de matar a Polidor y ser actualmente profugo de la justicia
l***@gmail.com
2016-06-16 15:53:38 UTC
Permalink
Raw Message
La historia en las Terrazas del Avila (Nuevo fracaso policial)
Hernan Gregorio Lopez Ortuno (a) ``Hernancito'', implicado en el
homicidio del grandeliga Gustavo Polidor y fugado del Reten de Catia
en diciembre pasado, junto con 3 reclusos mas, volvio a ser noticia.
En esta oportunidad secuestro, la noche del lunes, a las hermanas
Maria Magdalena Monagas (30) y Lorena Melendez Monagas (19),
acompanado de Alexis Rivera (a) ``El Sicopata''. Todo comenzo cuando 2
delincuentes se apostaron cerca del gimnasio Maria Felix, ubicado en
la calle La Guairita de Chuao, a la espera de victimas para robar.
Primero intentaron llevarse a una joven, pero su vehiculo no funciono.
Luego, interceptaron a Maria Magdalena Monagas, empleada de la
aerolinea Servivensa, quien conducia un Honda-Civic rojo. Abordaron el
carro y la obligaron a que los llevaran a su domicilio situado en el
apartamento 42-A, piso 4 del edificio Refugio, al final de la calle 4
de Terrazas de El Avila.
Los movimientos de los antisociales fueron observados por la otra
joven, quien aviso a Reiner Sifontes, sobrino de la juez Ingrid
Sifontes y novio de Maria Magdalena. Sifontes se fue a Terrazas de El
Avila y en el camino encontro una patrulla de la Policia de Sucre a
cuyos tripulantes les explico lo que ocurria. Junto con los efectivos
se dirigio al estacionamiento del edificio Refugio y alli vio el auto
de su novia.
Lorena Melendez Monagas, estudiante de Administracion en la
Universidad Metropolitana, veia television cuando llego su hermana con
los antisociales. Entretanto, el comisario Eugenio Rojas Perez,
director de la Policia Municipal de Sucre, confirmo que
efectivamente la patrulla 1-72 se encontraba de ronda por el lugar y
recibio la denuncia de Sifontes. Relato que la comision policial subio
al piso 4, precisamente cuando los 2 delincuentes salian del
apartamento 42-A, porque no habian encontrado objetos de valor que
llevarse. Los hombres, al ver a los efectivos decidieron devolverse y
tomar como rehenes a las jovenes. De inmediato, Poli-Sucre reforzo el
numero de funcionarios, pero cuando los plagiarios comenzaron a
solicitar la presencia de un Fiscal del Ministerio Publico y de los
medios de comunicacion, llamaron a la Policia Tecnica Judicial, PTJ, .
El primero en arribar fue el comisario Rigoberto Chacon, el grupo BAE
y el jefe de Investigaciones de la Comisaria de El Llanito, Rolando
Guevara. Luego llego el director Jose Ramon Lazo Ricardi, quien inicio
las conversaciones con un sujeto encapuchado que se asomo a la puerta,
protegido con una de las rehenes. Este individuo se identificaba como
``Darwin Jose'', quien resulto ser ``Hernancito''. Entretanto, el otro
secuestrador permanecia en la retaguardia. Era el mas agresivo y
violento. En todo momento se negaba a negociar la entrega de las
rehenes.
De acuerdo con las versiones de quienes estaban tratando de resolver
la situacion, entre ``Hernancito'' y ``El Sicopata'' hubo forcejeos y
discusiones. Se comentaba que estaban bajo los efectos de basuco y
anis que consumieron durante el dia. Ademas de la directiva de la PTJ,
los jefes de las divisiones operativas de ese organismo y funcionarios
del grupo BAE, llegaron el fiscal Ivan Dario Badell, los diputados y
periodistas Martin Pacheco y Vladimir Villegas, presidente de la
sub-comision de Derechos Humanos, asi como Rafael Narvaez, junto con
los fiscales del Ministerio Publico, Francisco Javier Alvarez, Antonio
Mastropietro, Marcos Alvarado y Jose Angel Pernalete.
Igualmente se presento el padre Juan Manuel Fernandez, Secretario del
Arzobispo de Caracas.
A las 11 y 35 de la manana, efectivos de la Division Contra Homicidios
llegaron a la calle 4, acompanados de una dama de baja estatura y piel
triguena. Trataron de hacerla pasar como funcionaria,
pero los periodistas se percataron que se trataba de un familiar de
uno de los plagiarios. Beatriz Ortuno, madre de ``Hernancito'', fue
traida desde Casalta II. A la dama la trasladaron al pasillo del piso
4. Frente al apartamento 42-A le rogo a su hijo que se entregara, que
tenia la vida garantizada. No obstante, Lopez Ortuno se hizo el
desentendido y respondio: ``senora...aqui no hay ningun Hernan...''.
Las conversaciones continuaron y desde afuera se escuchaban las
discusiones entre los secuestradores.
Finalmente, ``Hernancito'' salio. Lo hizo llevando a Lorena sujeta con
una ``llave'' al cuello y apuntandola con una pistola en la cabeza.
Temeroso de que pudieran matarlo, le manifesto al director de la PTJ,
``senor Lazo Ricardi... cuidado con una vaina...''. Solto a la rehen y
entrego el arma al director de la PTJ. Enseguida se abrazo al padre
Juan Manuel, al fiscal Ivan Dario Badell y a Lazo Ricardi, quien lo
condujo al piso 5. Apenas habia pisado el primer escalon, ``El
Sicopata'', entreabrio la puerta del apartamento 42-A, teniendo como
escudo a Maria Magdalena y descargo unos 6 o 7 tiros hacia el pasillo.
Un proyectil alcanzo en el cuello a Jesus Rivas, funcionario de
Inteligencia de la PTJ, quien trataba de ver si habian dejado pegada
la llave a la cerradura del inmueble. El Inspector Luis Godoy, de la
Division Contra Homicidios, lo rescato. Tambien resulto herido en la
pierna derecha, Arturo Miarro, sicologo del Instituto Universitario de
Policia Cientifica, quien hacia de mediador.Una camioneta que
trasladaba a uno de los heridos al Hospital Perez de Leon de Petare,
arrollo al comisario Henry Vivas, jefe de Operaciones de la
Metropolitana, quien fue llevado a la clinica El Avila. Uno de los
medicos que atendio al efectivo de la PTJ, explico que estaba
paraplejico como consecuencia de la onda expansiva de la bala.
Fue llevado al Instituto de Resonancia Magnetica y luego trasladado a
la Policlinica Metropolitana, en terapia intensiva.
A las 2 de la tarde, un medico forense examinaba a ``Hernancito'' y
minutos despues fue trasladado a la PTJ. A medida que pasaban las
horas crecia la expectativa ante lo que podria ocurrir. El primer y
segundo comandantes de la Metropolitana impartieron ordenes a sus
efectivos para que desalojaran la zona. Los uniformados hicieron doble
cadena para sacar a los periodistas de los sitios donde se habian
ubicado para seguir las incidencias. Hubo forcejeos, empujones.
Algunos funcionarios sacaron a relucir peinillas y otros
rociaron gas en el rostro de reporteros de television.
La agresividad de los policias se acrecento pasadas las 12 del dia
cuando el vehiculo del fiscal Ivan Dario Badell iba a salir de la
calle 4 y los periodistas, que estaban detras del cerco intentaron
acercarse al auto. Badell bajo del carro para conversar con los medios
de comunicacion y fue rodeado por los uniformados.
Por su parte el Fiscal General dijo que se retiraba porque quedaban 2
representantes del Ministerio Publico pendientes de las negociaciones
para la liberacion de la otra joven.
-Es lamentable y da la impresion de que con delincuentes no se puede
negociar. Tratamos de llevar a feliz termino la conversacion, pero su
actitud puso en peligro la vida muchas personas que se encontraban
alli.
Luego se refirio a la actitud del otro individuo que permanecia en el
apartamento 42-B con Maria Magdalena Monagas.
-Creo que es el efecto de alcohol o droga.
Explico que la rehen liberada, Lorena Melendez Monagas, estaba en
buenas condiciones fisicas, pero no
quiso informar en torno a lo que la joven relato en cuanto a sus horas
de cautiverio.
A las 3 y 40 de la tarde llegaron 8 efectivos del Departamento de los
servicios de Inteligencia y
Prevension, Disip, al mando del comisario ``Leoncio''. Iban equipados
para escalar el edificio al estilo
rapel.
Es importante senalar que en medio de un gentio y tomado fuertemente
del brazo izquierdo por el director
de la PTJ, Jose Ramon Lazo Ricardi, Hernan Gregorio Lopez Ortuno,
mejor conocido como
``Hernancito'', asomo el rostro por el canal oficial del Estado y toda
Venezuela pudo verlo.
A las 12 y 30 del mediodia, los caraquenos almorzaron sobresaltados
por el suceso de Terrazas del Avila.
Ya nadie se acordaba del mensaje presidencial y a pocos les interesaba
si algun ministro andaba por ahi
explicando lo que el Presidente no preciso. El problema de sobrevivir
en esta ciudad ocupaba la atencion
de todos y el llamado ``sindrome de San Roman'' se apodero del
ambiente al presumir que este secuestro
concluiria tragicamente, como en efecto ocurrio mas tarde.
``Hernancito'', al parecer, estaba dispuesto a negociar su entrega
desde que se metio en el asunto, por eso
no vacilo en salir del apartamento donde permanecian como rehenes unas
seis personas, cuando la Policia
Tecinica Judicial les ofrecio un vehiculo para evadirse.
Al salir del apartamento, el delincuente entrego el arma y libero a su
rehen, Lorena Melendez. En el sitio
solo se encontraban las camaras de Venezolana de Television y los
periodistas Martin Pacheco y Carlos
Jose Monzon. Alli la situacion se hizo confusa. Demasiada gente en el
pasillo y las escaleras. Hasta el
alcalde del Municipio Sucre, Raoul Bermudez, aparecio en cuclillas y
alerta ante un tiroteo que provino
del apartamento, poco despues de las primeras palabras de
``Hernancito''...
- Yo no he cometido ningun delito. Alla arriba quedan seis personas.
Yo sali a buscar un carro para irme...
Comenzaron a empujarlo para trasladarlo al tercer piso, donde estaba
ubicado el comando de operaciones
de la PTJ, y sonaron cinco disparos, que hizo posiblemente el complice
de quien actuo en el crimen de
Polydor...Los televidentes solo esperaban que en cualquier momento
apareciera Bruce Willy, pues aquello
parecia una pelicula policiaca, solo que el final seria
lamentablemente cierto.
Los periodistas mencionados comenzaron una apurada entrevista...
Hernancito, ?quien disparo?
- Yo no te se decir porque yo estoy bastante alejado de todos los
acontecimientos, unicamente sali por
bucar el vehiculo que ustedes me prometieron y sali con un rehen para
buscar el vehiculo, para salir con
mi companero y las personas que estan alla adentro. Entonces, fijense
ustedes me han hecho una mala
jugada, porque ese senor (se refiere al otro secuestrador) tenia que
salir tranquilo...
El entrevistado lucia controlado, sereno, coherente. Se habia
informado que estuvieron consumieron licor y
bazooko...
Hernancito, no hubo mala jugada, aparentemente los disparos fueron
hechos desde adentro...
- Es que yo no he visto quien disparo, amigo...Yo no he visto nada, yo
no tengo ojos para ver por detras
para saber quien ha diparado...
En ese momento, Hernancito vio a su madre y le dijo con
suavidad:``Vente, vente. No te preocupes...''
Pero alli estan diciendo que fue del apartamento para fuera...
- Yo soy inocente de eso...
?Como se llama el amigo tuyo??Luis??Ese fue el que hablo?
- En ese momento el que se identifico como Luis fui yo...
?Y el como se llama? ?Darwin?
- No, vale. Darwuin Luis fui yo, el que hable.
Pero dinos como se llama para llamarlo y tranquilizarlo y para que no
siga disparando, vale...
- Escuchame, yo lo conozco por Ramirez, por Ramirez...No le conozco
nombre a el porque yo lo conoci
casualmente fue ayer, mano, ?me estas enteniendo?. Ayer, ayer...
Dicen que el se fugo contigo del Reten de Catia...
- Nadie se ha fugado conmigo porque yo no me he fugado de ningun
sitio, vale...
Tengo entendido que te fugaste del Reten de Catia...
- Ah, tienes entendido porque esa es la version policial que dan todas
las autoridades pero yo no me he
fugado de ningun sitio, amigo...Eso es mentira...Eso es mentira...
A pesar de las declaraciones del ministro de Relaciones Interiores,
Jose Guillermo Andueza, a la estacion
Radio Caracas Radio, y segun las cuales la presencia de los medios
perjudico la actuacion policial, en el
sitio del suceso se dijo todo lo contrario e, inclusive, algunos
voceros de la PTJ reconocieron que la
funcion de los medios televisivos fue crucial, pues mantuvo informados
a los propios cuerpos policiales de
lo que ocurria en el sitio.
El periodista Carlos Jose Monzon, de Venevision, luego de cumplir su
``guardia'' vespertina y de cubrir en
Miraflores el mensaje presidencial, se presto a colaborar con la
policia y con la familia secuestrada cuando
los agresores pidieron un mediador.
En todo caso, la descoordinacion se evidencio en las pantallas y, como
siempre, no se despejo el sitio y
actuaron tres cuerpos policiales que, en esta oportunidad, como cuando
San Roman, tampoco pudieron
resolver el secuestro...
Parte Final ...
Maria Magdalena Monagas, la mayor de las hermanas secuestradas durante
casi 21 horas en su vivienda
de la urbanizacion Terrazas del Avila, perecio como consecuencia de
las heridas sufridas durante el
enfrentamiento entre su captor y la fuerza especial conformada por
efectivos de la Policia Tecnica Judicial
y la Disip.
Luego de la entrega de Hernan Lopez Ortuno (Hernancito), y la
simultanea liberacion de Lorena Monagas
(hermana menor de la fallecida), Maria Magdalena quedo cautiva en el
apartamento 42-A del edificio
Refugio, junto con un individuo cuyo nombre no se conocia con certeza
en las primeras de cambio, y que a
la postre fue identificado como Julio Cesar Zambrano.
Las circunstancias que llevaron a las autoridades policiales a
irrumpir en el lugar del plagio aun no estan
claras. El director de la PTJ, Jose Ramon Lazo, explico que este
secuestrador nunca quiso negociar con
las autoridades.
Zambrano fue el mismo que le pregunto al jefe policial: ``?Ustedes no
tienen la experiencia de San
Roman?''. Para ese momento, apenas comenzaba la madrugada del martes
y ya, segun Lazo, ``tenia los
ojos vidriosos'' por el consumo de alcohol y acaso alguna droga.
Segun este funcionario, el unico que se entendia en terminos positivos
con la policia, era ``Hernancito'',
hasta el punto en que se entrego trece horas despues contra la
voluntad de Zambrano. Este, al verse solo,
abrio fuego contra quienes en ese momento plenaban los pasillos que
dan acceso al apartamento, hiriendo
a un sicologo de la PTJ y a un funcionario policial.
Hasta las cuatro y media de la tarde, la situacion habia sido de
expectativa frente a lo que podia estar
ocurriendo en el apartamento. Segun el subdirector de la PTJ, Eleazar
Cuotto Rendon, se podia saber de
los movimientos de Zambrano solamente por los ruidos que hacia.
Escucharon, por ejemplo, como el plagiario movia los muebles de un
lado para otro. Esto hizo suponer, tal
y como lo relato el diputado Vladimir Villegas, que Zambrano estaba
``atrincherado''.
Cuando faltaban 15 minutos para las cinco de la tarde, los miembros
del Comando Antisecuestros de la
Disip buscaban en una camioneta las sogas que luego usarian para
descender a rapel por el costado norte
del edificio Refugio. Para ese momento, la decision de entrar a como
diera lugar ya estaba tomada. En
ello coincidieron Lazo, Villegas y el periodista Carlos Monzon, quien
desde la noche anterior permanecia
en un apartamento del piso inferior.
Tras asomarse por la azotea, los efectivos arrojaron las cuerdas por
un recodo que les permitia acceder a
traves de uno de los lados del balcon del apartamento 42-A. Luego las
recogieron, y ese flanco fue
cubierto por un miembro de la Brigada de Acciones Especiales (BAE).
A las 5;30 pm, los comandos de la policia politica iniciaron su
descenso pasando por la parte frontal de los
balcones, lentamente. Uno de ellos dio un traspie, y fue necesario
detener la bajada por segundos.
Cuando estaban al nivel del cuarto piso volvieron a quedar estaticos.
Abajo, los uniformados de la PM
hacian senas indicando a los periodistas que tomaran las precauciones
necesarias, pues la accion iba a
comenzar.
De inmediato, se escucho la detonacion de dos bombas de aturdimiento.
Y mientras los ``hombres-arana''
se introducian en la vivienda por el balcon, otros efectivos hacian lo
propio a traves de la puerta principal.
En primera instancia, se distinguio el sonido de distintas rafagas y
el de balas disparadas de forma
individual. Por ultimo, tres tiros secos.
Al poco tiempo, sacaban herida a Maria Magdalena Monagas.
Extraoficialmente, se informaba que un
proyectil le habia penetrado la aorta. En un vehiculo de los Bomberos
la trasladaron al Hospital de El
Llanito. El captor dejo la escena, aparentemente muerto y cubierto por
una sabana. Desde sus balcones,
los vecinos gritaban hurras, mientras que Zambrano era depositado en
una ambulancia de Rescarven.
Fin. pero continuará...
Loading...