Discussion:
Crimen de soldados en Plaza Altamira (Informe completo)
(demasiado antiguo para responder)
Shaman
2004-08-11 10:04:03 UTC
Permalink
Raw Message
Crimen de soldados disidentes lo ordenaron en Plaza Altamira

Informe completo

Serie de tres artículos publicados por Panorama el 9, 10 y 11 de agosto de
2004, basado en el informe final del caso: "Múltiple Homicidio de Soldados
Disidentes de Plaza Altamira", presentado por el Cicpc.
Panorama, 9, 10 y 11 de agosto de 2004 (Antonio José Medina)

LOS CRÍMENES: "El domingo 16 de febrero de 2003 a las 7:45 de la mañana se
concretó el primer hallazgo. Tres cuerpos yacían en la carretera
Cupo-Araira, entrada de la hacienda "Palo Gacho", en el estado Miranda.

A las 6:30 de la mañana Virgilio Fandino Salas, encargado de la finca, fue
la persona que los localizó justo cuando se dirigía a trabajar junto a su
familia.

En ese instante, frente a la macabra escena, escuchó el quejido de uno de
los cuerpos.Tenía la cabeza ensangrentada y correspondía al de una
adolescente, de 14 años de edad.

Fandino Salas se comunicó con la Policía del estado Miranda, organismo que
se presentó en el sitio y constató que eran tres personas: dos acribillados
y una menor que todavía respiraba y que luego fue trasladada urgentemente al
Hospital de Guatire presentando traumatismo cráneo-encefálico, herida en la
región parieto-occipital derecha, fractura de acromio y escápula derecha y
herida en hombro derecho.

Las dos personas liquidadas a balazos eran Félix Antonio Pinto Heras, de 22
años y distinguido de la Fuerza Aérea Venezolana; y Zaida Gabriela Peroza
López, de 28 años, Técnico Superior en Turismo.

El jefe de investigaciones de la Comisión "11-A", Inspector Jefe Domingo
Chávez, explicó que tras la inspección ocular se pudo observar que el cuerpo
del soldado se encontraba en posición cúbito dorsal con las manos atadas
hacia atrás con cinta adhesiva de color marrón.

De acuerdo con el informe forense, el joven murió a consecuencia de un
balazo a nivel del tórax con entrada a nivel paravertral. También presentó
tres orificios del lado derecho con abotonamiento; cinco orificios de
entrada por otros disparos en el antebrazo derecho y una herida en la región
axilar del mismo lado.

El cuerpo de la dama Peroza López se encontraba en la posición decúbito
dorsal con las manos y pies atados con cinta adhesiva de color marrón. Las
manos dispuestas hacia la parte posterior de su cuerpo y la asesinaron de un
escopetazo mortal en la región lumbar izquierda. Otra herida amplia en el
hipocondrio derecho con salida de asas intestinales y pérdida de globo
ocular izquierdo.

En el lugar se incautaron cuatro cartuchos percutidos de calibre 12
milímetros, cintas adhesivas color marrón, un plomo que se extrajo del
cuerpo del soldado Félix Pinto, un zapato deportivo color blanco, marca
"Evans Sport" con sus trenzas; las cuales presentaron una mancha de color
pardo rojizo y un collar color negro con partes plásticas.

UN TESTIGO: Al cabo de unas horas, la menor herida soltó el número
telefónico de su madre Edith Rita Altuve de Silva, de 41 años, quien
confirmó su parentesco tras un interrogatorio determinante en las
investigaciones que se realizó en la oficinas del Cicpc en Guarenas.

"Mi hija convivía desde hace varios meses con Félix Pinto, quien era un
soldado de la Armada Venezolana y mano derecha del general disidente Néstor
González González. El viernes 14 de diciembre se presentaron en mi
residencia ubicada en el barrio El Algodonal y señalaron que se iban a
trasladar a Valencia para visitar a los familiares de él (soldado)", dijo.

Confesó que en el mismo proceso de recuperación de su hija, se enteró de la
versión de lo sucedido en la masacre. El día sábado (15 de febrero 2003)
Félix Pinto, su amiga Gabriela y la joven fueron sacados bajo engaño por un
sujeto apodado "El Zorro", (Gregory Rafael Umanes Castillo) quien se
desempañaba en el área de seguridad para los militares disidentes de la
Plaza Altamira - donde desde el 21 de octubre del año 2002 se concentraron
militares declarados en rebeldía y desde donde exigían la salida del
presidente de la República, Hugo Chávez, del poder-.

Con la excusa de que organismos de seguridad los estaban solicitando por una
pelea que habían presentado con otro integrante de la Plaza llamado
"Leonardo", les ofrecieron llevarlos hasta un lugar más seguro. Los tres
abordaron un vehículo junto a "El Zorro" y varios sujetos de seguridad,
quienes se desplazaban en otros dos autos.

El director nacional de la Disip, Miguel Rodríguez Torres, informó sobre el
caso que "El teniente disidente (GN) Germán Rodolfo Varela le dijo a los
muchachos que se fueran de la Plaza Altamira porque había intención de
liquidarlos, ya que el general Felipe Rodríguez presumía que ellos eran
informantes de los cuerpos de seguridad del Estado". El policía expuso que
además del grupo designado a cumplir con esa misión estuvo conformado por
elteniente disidente José Colina, involucrado junto con Varela en la
colocación y detonación de explosivos en las misiones diplomáticas de España
y Colombia en Caracas.

Dentro del vehículo, Tayro Robinson Aristigueta Ramírez, alias "El Gordo"
comenzó a proferir insultos contra Félix Pinto tras cobrarle una cuenta por
negocios de carros robados. Detuvieron la marcha y Félix Pinto es sacado del
auto, una camioneta Trail Blazer.

Fue golpeado por "El Gordo" con una pistola marca Glock y por Gregory
Umanes, alias "El Zorro", quien portaba una escopeta.

Luego le propinaron un culatazo a la menor y ésta perdió el conocimiento. En
minutos asesinaron al soldado y a la muchacha sin percatarse de que la menor
aún tenía signos vitales.

María Alejandra Peroza López, hermana de la occisa Zaida Peroza, aseguró al
Cicpc que ella mantenía relaciones amorosas con un efectivo militar de
apellido Argüello y que también permanecía desaparecido desde el mismo día.

La madre de la sobreviviente contó que su hija "comenzó a gritar y un hombre
alto y fuerte la tomó por el cuello, le apuntó con un arma de fuego y la
presionó para que se callara. Fue arrojada al suelo y los sujetos comenzaron
a patearla, le apretaron los senos, golpearon sus genitales y la nuca hasta
perder el conocimiento. Desde ese instante no recordó nada", dijo.

Parte II: "Pilieri pagó Bs. 3 millones para matar a los soldados"

El Segundo Hallazgo: Después de las muertes del soldado Félix Pinto y de
Zaida Peroza, más la menor que salvó su vida milagrosamente en las cercanías
de la hacienda "Palo Gacho"; aparecieron, un día después del primer
hallazgo, otros dos muertos en el sector parque Caiza, autopista
Caracas-Guatire, en el mismo estado Miranda.

Las víctimas fueron registradas como Ángel José Salas Lozano, cabo segundo
de la Armada Venezolana y Darwin Enrique Istúriz Argüello, soldado del
Ejército con el rango de cabo primero. Salas Lozano presentó dos heridas con
orificio de entrada en el hemitórax lateral derecho, región lumbar izquierda
con dos orificios de salida redondeado en hemitórax lateral izquierdo,
fractura octavo y noveno arco costilla derecha, estallido del lóbulo derecho
del hígado, estallido del lóbulo inferior del pulmón izquierdo y hemorragia
interna en el tórax.

Por su parte el cuerpo de Darwin Argüello tenía heridas mortales en el
hemitórax posterior derecho sin orificio de salida, región escapular, cara
posterior externa del antebrazo izquierdo con orificio de salida irregular
en cara posterior del antebrazo izquierdo y estallido de ambos lóbulos del
pulmón izquierdo.

El jefe de la "Comisión 11 de Abril" de la Policía Científica (Cicpc),
subcomisario José Sierralta, aseguró que luego de la comparación balística
de las conchas percutidas de escopeta localizadas en ambos sitios del
suceso, se pudo determinar que fueron disparadas con la misma arma, una
escopeta.

Sótanos De Altamira: Tras las investigaciones, se pudo constatar que fue un
sujeto de nombre Leonardo Rojas, quien presuntamente fue golpeado por los
occisos Ángel Salas Lozano y Darwin Argüello. Los sabuesos iniciaron el
rastreo del ciudadano, quien finalmente quedó identificado con supuestos
registros policiales por seducción y hurto genérico.

El Cicpc le solicitó a la menor lesionada en la Hacienda "Palo Gacho" otros
datos fehacientes y contó la versión que Leonardo Rojas intentó violarla en
los sótanos de Plaza Francia de Altamira, donde era asiduo visitante y
sobrino del coronel Rojas, militar disidente.

Tras el hecho, le comunicó a su novio el soldado Félix Pinto, quien lleno de
rabia y acompañado por Salas y Argüello, le propinó una golpiza en el
"bunker" de Altamira.

Luego de las investigaciones, comenzó a caer Tairo Robinson Aristigueta
Ramírez, alias "El Gordo", quien estuvo involucrado en el triple crimen de
Mamera e identificado por la menor sobreviviente. Fue detenido el 6 de marzo
de 2003 en la avenida Páez de El Paraíso en Caracas y le incautaron una
pistola.

El fiscal 62 del Ministerio Público le decretó medida privativa de libertad
por los delitos de homicidio intencional, homicidio intencional en grado de
frustración, agavillamiento, porte ilícito de arma de fuego y resistencia a
la autoridad. Está preso en la cárcel El Rodeo, estado Miranda.

Cayó también Gregory Rafael Umanes Castillo, alias "El Zorro", tras un
operativo activado ese mismo día por vía terrestre y marítima en la
Península de Araya. Igualmente fue privado de libertad y con los mismos
delitos que "El Gordo", quien está detenido en la prisión El Rodeo.

Otro aprehendido resultó Luis Gregorio Chacín Sanguines, con el apodo de
"Armadillo". El Cicpc pudo determinar que el sujeto en una oportunidad formó
parte de la Policía Municipal de El Hatillo. También fue identificado por la
chica lesionada como otro de los sujetos que participó en el crimen. Fue
capturado el 29 de abril en el sector La Campiña al este de Caracas.

El Fiscal 62 del Ministerio Público lo privó de libertad por los delitos de
homicidio intencional, homicidio intencional en grado de frustración y
agavillamiento. Se encuentra recluido en la cárcel El Rodeo.

El 21 de julio de este año, el Tribunal 11 en funciones de Control del área
metropolitana de Caracas, tras acusación del Ministerio Público, condenó al
cabo segundo de la Armada, Pedro Antonio Sifontes Núñez, condenado a 29 años
de presidio por estar involucrado en los homicidios. La Disip lo detuvo el
30 de abril en Puerto Ordaz, estado Bolívar.

Habló Sifontes

"El día sábado 15 de febrero del año en curso (2003) nos econtrábamos
reunidos cerca de la residencia "Four You", mi persona y el coronel
Pilieri -Yusepe- quien nos dice que debemos capturar y eliminar a Ángel
Salas, Darwin Argüello, Félix Pinto, la novia de Argüello -Zaida Peroza- y a
la novia de Félix Pinto y la menor de 14 años", relató.

"En dicha reunión nos dice que quienes deben hacer el trabajo son el
teniente de la Guardia Nacional Colina y el teniente de la Guardia Nacional
Valera, es decir eliminar a los soldados. Esta orden viene directamente del
general de la Guardia Nacional Felipe Rodríguez, alias "El Cuervo", quien le
dice al coronel Pilieri que busque a todas las personas antes mencionadas,
incluyendo a mi persona y a "HJ", uno de los dueños de los vehículos,
portador de la escopeta y propietario de los radios de seguridad de la Plaza
Altamira".

"Dice que debemos proceder de una vez, siendo las nueve y media de la noche.
"Armadillo" tenía otra arma, aparte de la escopeta, una nueve milímetros
cromada que se la facilitó el coronel Pilieri esa misma noche en presencia
de "HJ", "El Zorro" y mi persona. El coronel Pilieri entregó la cantidad de
tres millones de bolívares a Armadillo".

"Una vez que regresamos del sitio nos dirigimos a la Plaza Altamira. Nos
encontramos al coronel Pilieri a quien "Armadillo" le dice que el trabajo
está hecho. Pilieri hace una llamada al general Felipe Rodríguez y le dice
que el paquete está entregado y listo. De ahí nos dispersamos".

Parte III: "Sifontes me contó cómo los mataron"

PLAN DE TRABAJO: "El viernes 14 de febrero (2003), día de los enamorados,
era una de las únicas mujeres que estaba de seguridad esa noche (en la Plaza
Altamira). Quien estaba de jefe de guardia era "El Zorro" (Gregory Umanes).
Él me pidió que por favor bajara al Core 5, que es el toldo VIP, para hacer
el alpiste que es la comida que se ofrece en los puntos en las noches, es
decir, a la gente de seguridad de los mismos.

"El Zorro" se me acercó y me advirtió que me cuidara de los soldados. Le
pregunté que de quiénes y en ese momento estaban pasando los soldados Félix
(Pinto), Ángel (Salas) y Argüello (Darwin). Me expuso que son ellos.

Le pregunté que porqué, y aseguró: estos estaban negociando gente de la
Plaza y que entre esos estoy yo. Me informó que la cuestión iba a reventar
por la parte más débil, es decir, la gente de seguridad. Y que si se daban
cuenta de lo que sospechaban en torno a estos soldados, era verdad, los iban
a quebrar.

Llegó el famoso sábado y antes de la reunión que se acostumbraba a hacer en
seguridad todas las noches, se reunieron un grupo aparte en donde estaban
"Armadillo" (Luis Chacín Sanguines), Sifontes (Pedro), "El Catire" (Silvio
Mérida), "HJ" (Hugo José Ordóñez), "Hunter" y "Halcón".

"El Zorro" me indicó que ya estaba decidido: los quebramos hoy. Se llevaron
a "Fao" (Raúl Luzardo León), quien según Sifontes lo trasladaron sin él
saber lo que iban a cometer. Como a las 12:30 a 1:00 de la madrugada
llegaron Félix Pinto y Roxana a decirme que porqué no me iba con ellos, ya
que Ángel (Salas) estaba muy deprimido y le respondí que me esperaran luego
de entregar la caja verde que eran los radios, pero me dijeron que no.

Llegó la camioneta de "HJ" con "Armadillo".

Sifontes me preguntó que si yo había visto a Félix (Pinto), pero en ese
momento Félix y Roxana bajaron por la plaza. Le pregunté a Sifontes qué
pasaba y me comentó que ya tenían a los dos primeros y "HJ" afirmó: hacemos
dos viajes. Vamos y luego buscamos a los otros, y se fueron. Sifontes trató
de hacerme creer que sólo los iban a golpear.

"LOS QUEBRAMOS": Llegaron las 5:00 am y abrimos los puntos. Como a las 5:15
aproximadamente arribaron con la excusa que la camioneta de "HJ" se le había
reventado un caucho y tuvieron que cambiarlo. Los que llegaron en ese
momento fueron "Armadillo", Sifontes, "Piedra", "El Zorro", "Fao" y un
muchacho italiano que le dicen "Judo I".

En ese momento "El Zorro" creyendo que había apoyado todo, me hace señas de
que ya. Le pregunto -¿ya qué? y me dice: "Quebramos a los cinco" y le
respondo - ¿qué cinco? y me explicó: a los tres soldados, a la carajita y a
la novia de "El Gordo", una gordita, bajita, pelito enroscadito
oscuro -describiéndome a Gabi (Zaida Gabriela Peroza).

En ese momento aseguró "HJ": ella no tenía nada que ver, pero no podíamos
dejar testigos.

A mí se me comenzaron a salir las lágrimas y "El Zorro" me preguntó que si
yo estaba enamorada del muchachito. Le dije que no, que lloraba porque tenía
un problema familiar.

Sifontes me acompañó a una arepera que está al frente de la Plaza Altamira y
le pregunté qué había pasado, pero se levantó y señaló que no me iba a
contar nada. Me monté en un taxi y no pasaron cinco minutos cuando me llamó
a mi celular y me apuntó que se olvidaba decirme que si hablaba, aunque él
me amaba, me iba a quebrar.

Regresé a la plaza. Sifontes me sentó en las mesitas de "Subway" con una
pistola en la mano y aseguró que me iba a contar cómo había matado a los
muchachos (soldados) y que si lloraba me pegaba un tiro. "Ángel (Salas), tu
hombrecito, murió como un verdadero hombre. No pidió clemencia, no peleó, no
lloró, ni se quejó, ni nada por el estilo...".

Yo lo único que le pregunté fue: ¿qué pasó Sifontes, por qué haces eso?,
pero él seguía hablando: "... mientras que tu hermanito Argüello sí lloraba,
sí rogaba que no lo mataran porque tenía un niño de cuatro años y que él no
iba a decir nada, pero que no lo mataran".

Sifontes señaló que primeramente había matado a Ángel con un tiro por
detrás, en la espalda, y como se quejó y seguía vivo, le pegó otro más
arriba. Me dijo que Argüello se orinó y se hizo pupú, y le dio un tiro por
la costilla y otro por la espalda.

Según Sifontes, todo esto lo hizo él con una escopeta y que a una de las
muchachas le dio un tiro a quemarropa, que fue a Gaby; y que la otra, él me
contó que le propinó un tiro en la cabeza y otro cerca del corazón.

Pinto estaba viendo todo eso y no lloró, no pidió clemencia, ni tampoco se
quejó. Expuso que Pinto también presenció antes de su muerte cómo
"Armadillo" y "El Zorro", torturaban y golpeaban a la novia, señalando que
"Armadillo" le mordía y le pellizcaba los senos, específicamente sus
pezones. Después de asegurarse que la novia estaba muerta, le dieron un tiro
a Pinto en el tórax cuando estaba arrodillado... yo empecé a llorar y le
dije que si me quería matar que lo hiciera.

"En un transcurso de 10 a 15 días luego de encontrados los muchachos
muertos, comencé a tener una relación con Ronald Amado Theis
Pineda -Marinero distinguido de la Armada, también disidente-.

Sifontes se dio cuenta de la relación y se fue de la plaza. Quiero
manifestar que el día que encontraron los cuerpos llegué temprano a Altamira
y lo primero que me apuntó Sifontes fue: "La muchacha novia de Pinto quedó
viva pero en vida vegetal... por si acaso necesitamos matarla y como tú eres
su amiga, te voy a explicar cómo hacerlo y te vas inmediatamente para el
hospital o arremeto en contra de tu familia, especialmente contra tu padre".
Me dijo que con moverle el suero y le entrara aire, con eso tenía.

OTROS ACTORES: Sifontes me refirió también que ese trabajo -los crímenes- no
lo iban a hacer ellos, que les correspondía a los tenientes (GN) Colina y
Varela -detenidos en Miami por la colocación de bombas en las embajadas de
España y Colombia-. Pero como ellos le estaban dando larga al asunto, "El
Cuervo" (general de la GN, Felipe Rodríguez "El Cuervo", hoy prófugo), dio
la orden a las personas que los ejecutaran.

Sifontes me contó que a Argüello y a Salas los montaron bajo engaño,
indicándoles que tenían una comisión. Pero nunca señaló en qué lugar los
recogieron. La mayoría de la seguridad (Plaza Altamira) son colaboradores y
fanáticos de la oposición.

Pero era un grupo aproximado de 115 personas. Llegué a la plaza desde el
segundo día en que se pronunciaron los militares -21 de octubre de 2002-
pero comencé a trabajar como seguridad desde hace dos meses. Sifontes me
dijo que los motivos para matarlos eran que estaban vendiendo gente de la
Plaza. Se habían cambiado de bando".

PRESIONES DE PILIERI: Ronald Amado Theis Pineda: "...en una oportunidad en
la Plaza en compañía de "Mary" (nombre ficticio), el coronel disidente
Yusepe Pilieri -prófugo, señalado de pagar Bs. 3 millones por las
ejecuciones de los soldados- se me acercó y me dijo que necesitaba hablar
conmigo. No le hice mucho caso, pero me gritó: ¡Theis quiero hablar contigo!
Me le acerqué y le pregunté qué quería. Me señaló que si yo era novio de
"Mary" y le contesté sí.

Me indicó que necesitaba un favor mío, proponiéndome que consiguiera una
declaración por escrito y con las huellas de "Mary", donde ésta señale que
los culpables de la muerte de los soldados fue la Disip. Que dijera que le
ofrecieron una gran cantidad de dinero para ella señalar en un primer
momento a las personas de la plaza".
El re-malo
2004-08-11 16:37:30 UTC
Permalink
Raw Message
Jeje, buen chiste.

Si te tomas la molestia de leerle, las incongruencias saltan a la vista.

¿Cuántos procesados hay en este relato? Cero. ¿Tú sabes por qué?

Porque es paja... o uds. son tan ineptos que ni siquiera con confesiones
e investigaciones pueden procesar a nadie.


--
Ramoncho, jodiendo, pero en serio. Al que le caiga le chupa.
Post by Shaman
Crimen de soldados disidentes lo ordenaron en Plaza Altamira
Informe completo
Serie de tres artículos publicados por Panorama el 9, 10 y 11 de agosto de
2004, basado en el informe final del caso: "Múltiple Homicidio de Soldados
Disidentes de Plaza Altamira", presentado por el Cicpc.
Panorama, 9, 10 y 11 de agosto de 2004 (Antonio José Medina)
LOS CRÍMENES: "El domingo 16 de febrero de 2003 a las 7:45 de la mañana se
concretó el primer hallazgo. Tres cuerpos yacían en la carretera
Cupo-Araira, entrada de la hacienda "Palo Gacho", en el estado Miranda.
A las 6:30 de la mañana Virgilio Fandino Salas, encargado de la finca, fue
la persona que los localizó justo cuando se dirigía a trabajar junto a su
familia.
En ese instante, frente a la macabra escena, escuchó el quejido de uno de
los cuerpos.Tenía la cabeza ensangrentada y correspondía al de una
adolescente, de 14 años de edad.
Fandino Salas se comunicó con la Policía del estado Miranda, organismo que
se presentó en el sitio y constató que eran tres personas: dos acribillados
y una menor que todavía respiraba y que luego fue trasladada urgentemente al
Hospital de Guatire presentando traumatismo cráneo-encefálico, herida en la
región parieto-occipital derecha, fractura de acromio y escápula derecha y
herida en hombro derecho.
Las dos personas liquidadas a balazos eran Félix Antonio Pinto Heras, de 22
años y distinguido de la Fuerza Aérea Venezolana; y Zaida Gabriela Peroza
López, de 28 años, Técnico Superior en Turismo.
El jefe de investigaciones de la Comisión "11-A", Inspector Jefe Domingo
Chávez, explicó que tras la inspección ocular se pudo observar que el cuerpo
del soldado se encontraba en posición cúbito dorsal con las manos atadas
hacia atrás con cinta adhesiva de color marrón.
De acuerdo con el informe forense, el joven murió a consecuencia de un
balazo a nivel del tórax con entrada a nivel paravertral. También presentó
tres orificios del lado derecho con abotonamiento; cinco orificios de
entrada por otros disparos en el antebrazo derecho y una herida en la región
axilar del mismo lado.
El cuerpo de la dama Peroza López se encontraba en la posición decúbito
dorsal con las manos y pies atados con cinta adhesiva de color marrón. Las
manos dispuestas hacia la parte posterior de su cuerpo y la asesinaron de un
escopetazo mortal en la región lumbar izquierda. Otra herida amplia en el
hipocondrio derecho con salida de asas intestinales y pérdida de globo
ocular izquierdo.
En el lugar se incautaron cuatro cartuchos percutidos de calibre 12
milímetros, cintas adhesivas color marrón, un plomo que se extrajo del
cuerpo del soldado Félix Pinto, un zapato deportivo color blanco, marca
"Evans Sport" con sus trenzas; las cuales presentaron una mancha de color
pardo rojizo y un collar color negro con partes plásticas.
UN TESTIGO: Al cabo de unas horas, la menor herida soltó el número
telefónico de su madre Edith Rita Altuve de Silva, de 41 años, quien
confirmó su parentesco tras un interrogatorio determinante en las
investigaciones que se realizó en la oficinas del Cicpc en Guarenas.
"Mi hija convivía desde hace varios meses con Félix Pinto, quien era un
soldado de la Armada Venezolana y mano derecha del general disidente Néstor
González González. El viernes 14 de diciembre se presentaron en mi
residencia ubicada en el barrio El Algodonal y señalaron que se iban a
trasladar a Valencia para visitar a los familiares de él (soldado)", dijo.
Confesó que en el mismo proceso de recuperación de su hija, se enteró de la
versión de lo sucedido en la masacre. El día sábado (15 de febrero 2003)
Félix Pinto, su amiga Gabriela y la joven fueron sacados bajo engaño por un
sujeto apodado "El Zorro", (Gregory Rafael Umanes Castillo) quien se
desempañaba en el área de seguridad para los militares disidentes de la
Plaza Altamira - donde desde el 21 de octubre del año 2002 se concentraron
militares declarados en rebeldía y desde donde exigían la salida del
presidente de la República, Hugo Chávez, del poder-.
Con la excusa de que organismos de seguridad los estaban solicitando por una
pelea que habían presentado con otro integrante de la Plaza llamado
"Leonardo", les ofrecieron llevarlos hasta un lugar más seguro. Los tres
abordaron un vehículo junto a "El Zorro" y varios sujetos de seguridad,
quienes se desplazaban en otros dos autos.
El director nacional de la Disip, Miguel Rodríguez Torres, informó sobre el
caso que "El teniente disidente (GN) Germán Rodolfo Varela le dijo a los
muchachos que se fueran de la Plaza Altamira porque había intención de
liquidarlos, ya que el general Felipe Rodríguez presumía que ellos eran
informantes de los cuerpos de seguridad del Estado". El policía expuso que
además del grupo designado a cumplir con esa misión estuvo conformado por
elteniente disidente José Colina, involucrado junto con Varela en la
colocación y detonación de explosivos en las misiones diplomáticas de España
y Colombia en Caracas.
Dentro del vehículo, Tayro Robinson Aristigueta Ramírez, alias "El Gordo"
comenzó a proferir insultos contra Félix Pinto tras cobrarle una cuenta por
negocios de carros robados. Detuvieron la marcha y Félix Pinto es sacado del
auto, una camioneta Trail Blazer.
Fue golpeado por "El Gordo" con una pistola marca Glock y por Gregory
Umanes, alias "El Zorro", quien portaba una escopeta.
Luego le propinaron un culatazo a la menor y ésta perdió el conocimiento. En
minutos asesinaron al soldado y a la muchacha sin percatarse de que la menor
aún tenía signos vitales.
María Alejandra Peroza López, hermana de la occisa Zaida Peroza, aseguró al
Cicpc que ella mantenía relaciones amorosas con un efectivo militar de
apellido Argüello y que también permanecía desaparecido desde el mismo día.
La madre de la sobreviviente contó que su hija "comenzó a gritar y un hombre
alto y fuerte la tomó por el cuello, le apuntó con un arma de fuego y la
presionó para que se callara. Fue arrojada al suelo y los sujetos comenzaron
a patearla, le apretaron los senos, golpearon sus genitales y la nuca hasta
perder el conocimiento. Desde ese instante no recordó nada", dijo.
Parte II: "Pilieri pagó Bs. 3 millones para matar a los soldados"
El Segundo Hallazgo: Después de las muertes del soldado Félix Pinto y de
Zaida Peroza, más la menor que salvó su vida milagrosamente en las cercanías
de la hacienda "Palo Gacho"; aparecieron, un día después del primer
hallazgo, otros dos muertos en el sector parque Caiza, autopista
Caracas-Guatire, en el mismo estado Miranda.
Las víctimas fueron registradas como Ángel José Salas Lozano, cabo segundo
de la Armada Venezolana y Darwin Enrique Istúriz Argüello, soldado del
Ejército con el rango de cabo primero. Salas Lozano presentó dos heridas con
orificio de entrada en el hemitórax lateral derecho, región lumbar izquierda
con dos orificios de salida redondeado en hemitórax lateral izquierdo,
fractura octavo y noveno arco costilla derecha, estallido del lóbulo derecho
del hígado, estallido del lóbulo inferior del pulmón izquierdo y hemorragia
interna en el tórax.
Por su parte el cuerpo de Darwin Argüello tenía heridas mortales en el
hemitórax posterior derecho sin orificio de salida, región escapular, cara
posterior externa del antebrazo izquierdo con orificio de salida irregular
en cara posterior del antebrazo izquierdo y estallido de ambos lóbulos del
pulmón izquierdo.
El jefe de la "Comisión 11 de Abril" de la Policía Científica (Cicpc),
subcomisario José Sierralta, aseguró que luego de la comparación balística
de las conchas percutidas de escopeta localizadas en ambos sitios del
suceso, se pudo determinar que fueron disparadas con la misma arma, una
escopeta.
Sótanos De Altamira: Tras las investigaciones, se pudo constatar que fue un
sujeto de nombre Leonardo Rojas, quien presuntamente fue golpeado por los
occisos Ángel Salas Lozano y Darwin Argüello. Los sabuesos iniciaron el
rastreo del ciudadano, quien finalmente quedó identificado con supuestos
registros policiales por seducción y hurto genérico.
El Cicpc le solicitó a la menor lesionada en la Hacienda "Palo Gacho" otros
datos fehacientes y contó la versión que Leonardo Rojas intentó violarla en
los sótanos de Plaza Francia de Altamira, donde era asiduo visitante y
sobrino del coronel Rojas, militar disidente.
Tras el hecho, le comunicó a su novio el soldado Félix Pinto, quien lleno de
rabia y acompañado por Salas y Argüello, le propinó una golpiza en el
"bunker" de Altamira.
Luego de las investigaciones, comenzó a caer Tairo Robinson Aristigueta
Ramírez, alias "El Gordo", quien estuvo involucrado en el triple crimen de
Mamera e identificado por la menor sobreviviente. Fue detenido el 6 de marzo
de 2003 en la avenida Páez de El Paraíso en Caracas y le incautaron una
pistola.
El fiscal 62 del Ministerio Público le decretó medida privativa de libertad
por los delitos de homicidio intencional, homicidio intencional en grado de
frustración, agavillamiento, porte ilícito de arma de fuego y resistencia a
la autoridad. Está preso en la cárcel El Rodeo, estado Miranda.
Cayó también Gregory Rafael Umanes Castillo, alias "El Zorro", tras un
operativo activado ese mismo día por vía terrestre y marítima en la
Península de Araya. Igualmente fue privado de libertad y con los mismos
delitos que "El Gordo", quien está detenido en la prisión El Rodeo.
Otro aprehendido resultó Luis Gregorio Chacín Sanguines, con el apodo de
"Armadillo". El Cicpc pudo determinar que el sujeto en una oportunidad formó
parte de la Policía Municipal de El Hatillo. También fue identificado por la
chica lesionada como otro de los sujetos que participó en el crimen. Fue
capturado el 29 de abril en el sector La Campiña al este de Caracas.
El Fiscal 62 del Ministerio Público lo privó de libertad por los delitos de
homicidio intencional, homicidio intencional en grado de frustración y
agavillamiento. Se encuentra recluido en la cárcel El Rodeo.
El 21 de julio de este año, el Tribunal 11 en funciones de Control del área
metropolitana de Caracas, tras acusación del Ministerio Público, condenó al
cabo segundo de la Armada, Pedro Antonio Sifontes Núñez, condenado a 29 años
de presidio por estar involucrado en los homicidios. La Disip lo detuvo el
30 de abril en Puerto Ordaz, estado Bolívar.
Habló Sifontes
"El día sábado 15 de febrero del año en curso (2003) nos econtrábamos
reunidos cerca de la residencia "Four You", mi persona y el coronel
Pilieri -Yusepe- quien nos dice que debemos capturar y eliminar a Ángel
Salas, Darwin Argüello, Félix Pinto, la novia de Argüello -Zaida Peroza- y a
la novia de Félix Pinto y la menor de 14 años", relató.
"En dicha reunión nos dice que quienes deben hacer el trabajo son el
teniente de la Guardia Nacional Colina y el teniente de la Guardia Nacional
Valera, es decir eliminar a los soldados. Esta orden viene directamente del
general de la Guardia Nacional Felipe Rodríguez, alias "El Cuervo", quien le
dice al coronel Pilieri que busque a todas las personas antes mencionadas,
incluyendo a mi persona y a "HJ", uno de los dueños de los vehículos,
portador de la escopeta y propietario de los radios de seguridad de la Plaza
Altamira".
"Dice que debemos proceder de una vez, siendo las nueve y media de la noche.
"Armadillo" tenía otra arma, aparte de la escopeta, una nueve milímetros
cromada que se la facilitó el coronel Pilieri esa misma noche en presencia
de "HJ", "El Zorro" y mi persona. El coronel Pilieri entregó la cantidad de
tres millones de bolívares a Armadillo".
"Una vez que regresamos del sitio nos dirigimos a la Plaza Altamira. Nos
encontramos al coronel Pilieri a quien "Armadillo" le dice que el trabajo
está hecho. Pilieri hace una llamada al general Felipe Rodríguez y le dice
que el paquete está entregado y listo. De ahí nos dispersamos".
Parte III: "Sifontes me contó cómo los mataron"
PLAN DE TRABAJO: "El viernes 14 de febrero (2003), día de los enamorados,
era una de las únicas mujeres que estaba de seguridad esa noche (en la Plaza
Altamira). Quien estaba de jefe de guardia era "El Zorro" (Gregory Umanes).
Él me pidió que por favor bajara al Core 5, que es el toldo VIP, para hacer
el alpiste que es la comida que se ofrece en los puntos en las noches, es
decir, a la gente de seguridad de los mismos.
"El Zorro" se me acercó y me advirtió que me cuidara de los soldados. Le
pregunté que de quiénes y en ese momento estaban pasando los soldados Félix
(Pinto), Ángel (Salas) y Argüello (Darwin). Me expuso que son ellos.
Le pregunté que porqué, y aseguró: estos estaban negociando gente de la
Plaza y que entre esos estoy yo. Me informó que la cuestión iba a reventar
por la parte más débil, es decir, la gente de seguridad. Y que si se daban
cuenta de lo que sospechaban en torno a estos soldados, era verdad, los iban
a quebrar.
Llegó el famoso sábado y antes de la reunión que se acostumbraba a hacer en
seguridad todas las noches, se reunieron un grupo aparte en donde estaban
"Armadillo" (Luis Chacín Sanguines), Sifontes (Pedro), "El Catire" (Silvio
Mérida), "HJ" (Hugo José Ordóñez), "Hunter" y "Halcón".
"El Zorro" me indicó que ya estaba decidido: los quebramos hoy. Se llevaron
a "Fao" (Raúl Luzardo León), quien según Sifontes lo trasladaron sin él
saber lo que iban a cometer. Como a las 12:30 a 1:00 de la madrugada
llegaron Félix Pinto y Roxana a decirme que porqué no me iba con ellos, ya
que Ángel (Salas) estaba muy deprimido y le respondí que me esperaran luego
de entregar la caja verde que eran los radios, pero me dijeron que no.
Llegó la camioneta de "HJ" con "Armadillo".
Sifontes me preguntó que si yo había visto a Félix (Pinto), pero en ese
momento Félix y Roxana bajaron por la plaza. Le pregunté a Sifontes qué
pasaba y me comentó que ya tenían a los dos primeros y "HJ" afirmó: hacemos
dos viajes. Vamos y luego buscamos a los otros, y se fueron. Sifontes trató
de hacerme creer que sólo los iban a golpear.
"LOS QUEBRAMOS": Llegaron las 5:00 am y abrimos los puntos. Como a las 5:15
aproximadamente arribaron con la excusa que la camioneta de "HJ" se le había
reventado un caucho y tuvieron que cambiarlo. Los que llegaron en ese
momento fueron "Armadillo", Sifontes, "Piedra", "El Zorro", "Fao" y un
muchacho italiano que le dicen "Judo I".
En ese momento "El Zorro" creyendo que había apoyado todo, me hace señas de
que ya. Le pregunto -¿ya qué? y me dice: "Quebramos a los cinco" y le
respondo - ¿qué cinco? y me explicó: a los tres soldados, a la carajita y a
la novia de "El Gordo", una gordita, bajita, pelito enroscadito
oscuro -describiéndome a Gabi (Zaida Gabriela Peroza).
En ese momento aseguró "HJ": ella no tenía nada que ver, pero no podíamos
dejar testigos.
A mí se me comenzaron a salir las lágrimas y "El Zorro" me preguntó que si
yo estaba enamorada del muchachito. Le dije que no, que lloraba porque tenía
un problema familiar.
Sifontes me acompañó a una arepera que está al frente de la Plaza Altamira y
le pregunté qué había pasado, pero se levantó y señaló que no me iba a
contar nada. Me monté en un taxi y no pasaron cinco minutos cuando me llamó
a mi celular y me apuntó que se olvidaba decirme que si hablaba, aunque él
me amaba, me iba a quebrar.
Regresé a la plaza. Sifontes me sentó en las mesitas de "Subway" con una
pistola en la mano y aseguró que me iba a contar cómo había matado a los
muchachos (soldados) y que si lloraba me pegaba un tiro. "Ángel (Salas), tu
hombrecito, murió como un verdadero hombre. No pidió clemencia, no peleó, no
lloró, ni se quejó, ni nada por el estilo...".
Yo lo único que le pregunté fue: ¿qué pasó Sifontes, por qué haces eso?,
pero él seguía hablando: "... mientras que tu hermanito Argüello sí lloraba,
sí rogaba que no lo mataran porque tenía un niño de cuatro años y que él no
iba a decir nada, pero que no lo mataran".
Sifontes señaló que primeramente había matado a Ángel con un tiro por
detrás, en la espalda, y como se quejó y seguía vivo, le pegó otro más
arriba. Me dijo que Argüello se orinó y se hizo pupú, y le dio un tiro por
la costilla y otro por la espalda.
Según Sifontes, todo esto lo hizo él con una escopeta y que a una de las
muchachas le dio un tiro a quemarropa, que fue a Gaby; y que la otra, él me
contó que le propinó un tiro en la cabeza y otro cerca del corazón.
Pinto estaba viendo todo eso y no lloró, no pidió clemencia, ni tampoco se
quejó. Expuso que Pinto también presenció antes de su muerte cómo
"Armadillo" y "El Zorro", torturaban y golpeaban a la novia, señalando que
"Armadillo" le mordía y le pellizcaba los senos, específicamente sus
pezones. Después de asegurarse que la novia estaba muerta, le dieron un tiro
a Pinto en el tórax cuando estaba arrodillado... yo empecé a llorar y le
dije que si me quería matar que lo hiciera.
"En un transcurso de 10 a 15 días luego de encontrados los muchachos
muertos, comencé a tener una relación con Ronald Amado Theis
Pineda -Marinero distinguido de la Armada, también disidente-.
Sifontes se dio cuenta de la relación y se fue de la plaza. Quiero
manifestar que el día que encontraron los cuerpos llegué temprano a Altamira
y lo primero que me apuntó Sifontes fue: "La muchacha novia de Pinto quedó
viva pero en vida vegetal... por si acaso necesitamos matarla y como tú eres
su amiga, te voy a explicar cómo hacerlo y te vas inmediatamente para el
hospital o arremeto en contra de tu familia, especialmente contra tu padre".
Me dijo que con moverle el suero y le entrara aire, con eso tenía.
OTROS ACTORES: Sifontes me refirió también que ese trabajo -los crímenes- no
lo iban a hacer ellos, que les correspondía a los tenientes (GN) Colina y
Varela -detenidos en Miami por la colocación de bombas en las embajadas de
España y Colombia-. Pero como ellos le estaban dando larga al asunto, "El
Cuervo" (general de la GN, Felipe Rodríguez "El Cuervo", hoy prófugo), dio
la orden a las personas que los ejecutaran.
Sifontes me contó que a Argüello y a Salas los montaron bajo engaño,
indicándoles que tenían una comisión. Pero nunca señaló en qué lugar los
recogieron. La mayoría de la seguridad (Plaza Altamira) son colaboradores y
fanáticos de la oposición.
Pero era un grupo aproximado de 115 personas. Llegué a la plaza desde el
segundo día en que se pronunciaron los militares -21 de octubre de 2002-
pero comencé a trabajar como seguridad desde hace dos meses. Sifontes me
dijo que los motivos para matarlos eran que estaban vendiendo gente de la
Plaza. Se habían cambiado de bando".
PRESIONES DE PILIERI: Ronald Amado Theis Pineda: "...en una oportunidad en
la Plaza en compañía de "Mary" (nombre ficticio), el coronel disidente
Yusepe Pilieri -prófugo, señalado de pagar Bs. 3 millones por las
ejecuciones de los soldados- se me acercó y me dijo que necesitaba hablar
conmigo. No le hice mucho caso, pero me gritó: ¡Theis quiero hablar contigo!
Me le acerqué y le pregunté qué quería. Me señaló que si yo era novio de
"Mary" y le contesté sí.
Me indicó que necesitaba un favor mío, proponiéndome que consiguiera una
declaración por escrito y con las huellas de "Mary", donde ésta señale que
los culpables de la muerte de los soldados fue la Disip. Que dijera que le
ofrecieron una gran cantidad de dinero para ella señalar en un primer
momento a las personas de la plaza".
Shaman
2004-08-11 17:42:01 UTC
Permalink
Raw Message
Post by El re-malo
Jeje, buen chiste.
Si te tomas la molestia de leerle, las incongruencias saltan a la vista.
¿Cuántos procesados hay en este relato? Cero. ¿Tú sabes por qué?
Claro que hay presos y procesados, casi todos. Varios de ellos ya tienen
condena, pero algunos se encuentran en Miami (presos por el momento). En el
artículo son nombrados, aprende a leer.
Post by El re-malo
--
Ramoncho, jodiendo, pero en serio. Al que le caiga le chupa.
Post by Shaman
Crimen de soldados disidentes lo ordenaron en Plaza Altamira
Informe completo
Serie de tres artículos publicados por Panorama el 9, 10 y 11 de agosto de
2004, basado en el informe final del caso: "Múltiple Homicidio de Soldados
Disidentes de Plaza Altamira", presentado por el Cicpc.
Panorama, 9, 10 y 11 de agosto de 2004 (Antonio José Medina)
LOS CRÍMENES: "El domingo 16 de febrero de 2003 a las 7:45 de la mañana se
concretó el primer hallazgo. Tres cuerpos yacían en la carretera
Cupo-Araira, entrada de la hacienda "Palo Gacho", en el estado Miranda.
A las 6:30 de la mañana Virgilio Fandino Salas, encargado de la finca, fue
la persona que los localizó justo cuando se dirigía a trabajar junto a su
familia.
En ese instante, frente a la macabra escena, escuchó el quejido de uno de
los cuerpos.Tenía la cabeza ensangrentada y correspondía al de una
adolescente, de 14 años de edad.
Fandino Salas se comunicó con la Policía del estado Miranda, organismo que
se presentó en el sitio y constató que eran tres personas: dos acribillados
y una menor que todavía respiraba y que luego fue trasladada urgentemente al
Hospital de Guatire presentando traumatismo cráneo-encefálico, herida en la
región parieto-occipital derecha, fractura de acromio y escápula derecha y
herida en hombro derecho.
Las dos personas liquidadas a balazos eran Félix Antonio Pinto Heras, de 22
años y distinguido de la Fuerza Aérea Venezolana; y Zaida Gabriela Peroza
López, de 28 años, Técnico Superior en Turismo.
El jefe de investigaciones de la Comisión "11-A", Inspector Jefe Domingo
Chávez, explicó que tras la inspección ocular se pudo observar que el cuerpo
del soldado se encontraba en posición cúbito dorsal con las manos atadas
hacia atrás con cinta adhesiva de color marrón.
De acuerdo con el informe forense, el joven murió a consecuencia de un
balazo a nivel del tórax con entrada a nivel paravertral. También presentó
tres orificios del lado derecho con abotonamiento; cinco orificios de
entrada por otros disparos en el antebrazo derecho y una herida en la región
axilar del mismo lado.
El cuerpo de la dama Peroza López se encontraba en la posición decúbito
dorsal con las manos y pies atados con cinta adhesiva de color marrón. Las
manos dispuestas hacia la parte posterior de su cuerpo y la asesinaron de un
escopetazo mortal en la región lumbar izquierda. Otra herida amplia en el
hipocondrio derecho con salida de asas intestinales y pérdida de globo
ocular izquierdo.
En el lugar se incautaron cuatro cartuchos percutidos de calibre 12
milímetros, cintas adhesivas color marrón, un plomo que se extrajo del
cuerpo del soldado Félix Pinto, un zapato deportivo color blanco, marca
"Evans Sport" con sus trenzas; las cuales presentaron una mancha de color
pardo rojizo y un collar color negro con partes plásticas.
UN TESTIGO: Al cabo de unas horas, la menor herida soltó el número
telefónico de su madre Edith Rita Altuve de Silva, de 41 años, quien
confirmó su parentesco tras un interrogatorio determinante en las
investigaciones que se realizó en la oficinas del Cicpc en Guarenas.
"Mi hija convivía desde hace varios meses con Félix Pinto, quien era un
soldado de la Armada Venezolana y mano derecha del general disidente Néstor
González González. El viernes 14 de diciembre se presentaron en mi
residencia ubicada en el barrio El Algodonal y señalaron que se iban a
trasladar a Valencia para visitar a los familiares de él (soldado)", dijo.
Confesó que en el mismo proceso de recuperación de su hija, se enteró de la
versión de lo sucedido en la masacre. El día sábado (15 de febrero 2003)
Félix Pinto, su amiga Gabriela y la joven fueron sacados bajo engaño por un
sujeto apodado "El Zorro", (Gregory Rafael Umanes Castillo) quien se
desempañaba en el área de seguridad para los militares disidentes de la
Plaza Altamira - donde desde el 21 de octubre del año 2002 se concentraron
militares declarados en rebeldía y desde donde exigían la salida del
presidente de la República, Hugo Chávez, del poder-.
Con la excusa de que organismos de seguridad los estaban solicitando por una
pelea que habían presentado con otro integrante de la Plaza llamado
"Leonardo", les ofrecieron llevarlos hasta un lugar más seguro. Los tres
abordaron un vehículo junto a "El Zorro" y varios sujetos de seguridad,
quienes se desplazaban en otros dos autos.
El director nacional de la Disip, Miguel Rodríguez Torres, informó sobre el
caso que "El teniente disidente (GN) Germán Rodolfo Varela le dijo a los
muchachos que se fueran de la Plaza Altamira porque había intención de
liquidarlos, ya que el general Felipe Rodríguez presumía que ellos eran
informantes de los cuerpos de seguridad del Estado". El policía expuso que
además del grupo designado a cumplir con esa misión estuvo conformado por
elteniente disidente José Colina, involucrado junto con Varela en la
colocación y detonación de explosivos en las misiones diplomáticas de España
y Colombia en Caracas.
Dentro del vehículo, Tayro Robinson Aristigueta Ramírez, alias "El Gordo"
comenzó a proferir insultos contra Félix Pinto tras cobrarle una cuenta por
negocios de carros robados. Detuvieron la marcha y Félix Pinto es sacado del
auto, una camioneta Trail Blazer.
Fue golpeado por "El Gordo" con una pistola marca Glock y por Gregory
Umanes, alias "El Zorro", quien portaba una escopeta.
Luego le propinaron un culatazo a la menor y ésta perdió el conocimiento. En
minutos asesinaron al soldado y a la muchacha sin percatarse de que la menor
aún tenía signos vitales.
María Alejandra Peroza López, hermana de la occisa Zaida Peroza, aseguró al
Cicpc que ella mantenía relaciones amorosas con un efectivo militar de
apellido Argüello y que también permanecía desaparecido desde el mismo día.
La madre de la sobreviviente contó que su hija "comenzó a gritar y un hombre
alto y fuerte la tomó por el cuello, le apuntó con un arma de fuego y la
presionó para que se callara. Fue arrojada al suelo y los sujetos comenzaron
a patearla, le apretaron los senos, golpearon sus genitales y la nuca hasta
perder el conocimiento. Desde ese instante no recordó nada", dijo.
Parte II: "Pilieri pagó Bs. 3 millones para matar a los soldados"
El Segundo Hallazgo: Después de las muertes del soldado Félix Pinto y de
Zaida Peroza, más la menor que salvó su vida milagrosamente en las cercanías
de la hacienda "Palo Gacho"; aparecieron, un día después del primer
hallazgo, otros dos muertos en el sector parque Caiza, autopista
Caracas-Guatire, en el mismo estado Miranda.
Las víctimas fueron registradas como Ángel José Salas Lozano, cabo segundo
de la Armada Venezolana y Darwin Enrique Istúriz Argüello, soldado del
Ejército con el rango de cabo primero. Salas Lozano presentó dos heridas con
orificio de entrada en el hemitórax lateral derecho, región lumbar izquierda
con dos orificios de salida redondeado en hemitórax lateral izquierdo,
fractura octavo y noveno arco costilla derecha, estallido del lóbulo derecho
del hígado, estallido del lóbulo inferior del pulmón izquierdo y hemorragia
interna en el tórax.
Por su parte el cuerpo de Darwin Argüello tenía heridas mortales en el
hemitórax posterior derecho sin orificio de salida, región escapular, cara
posterior externa del antebrazo izquierdo con orificio de salida irregular
en cara posterior del antebrazo izquierdo y estallido de ambos lóbulos del
pulmón izquierdo.
El jefe de la "Comisión 11 de Abril" de la Policía Científica (Cicpc),
subcomisario José Sierralta, aseguró que luego de la comparación balística
de las conchas percutidas de escopeta localizadas en ambos sitios del
suceso, se pudo determinar que fueron disparadas con la misma arma, una
escopeta.
Sótanos De Altamira: Tras las investigaciones, se pudo constatar que fue un
sujeto de nombre Leonardo Rojas, quien presuntamente fue golpeado por los
occisos Ángel Salas Lozano y Darwin Argüello. Los sabuesos iniciaron el
rastreo del ciudadano, quien finalmente quedó identificado con supuestos
registros policiales por seducción y hurto genérico.
El Cicpc le solicitó a la menor lesionada en la Hacienda "Palo Gacho" otros
datos fehacientes y contó la versión que Leonardo Rojas intentó violarla en
los sótanos de Plaza Francia de Altamira, donde era asiduo visitante y
sobrino del coronel Rojas, militar disidente.
Tras el hecho, le comunicó a su novio el soldado Félix Pinto, quien lleno de
rabia y acompañado por Salas y Argüello, le propinó una golpiza en el
"bunker" de Altamira.
**** Luego de las investigaciones, comenzó a caer Tairo Robinson
Aristigueta
Post by El re-malo
Post by Shaman
Ramírez, alias "El Gordo", quien estuvo involucrado en el triple crimen de
Mamera e identificado por la menor sobreviviente. Fue detenido el 6 de marzo
de 2003 en la avenida Páez de El Paraíso en Caracas y le incautaron una
pistola.
El fiscal 62 del Ministerio Público le decretó medida privativa de libertad
por los delitos de homicidio intencional, homicidio intencional en grado de
frustración, agavillamiento, porte ilícito de arma de fuego y resistencia a
la autoridad. Está preso en la cárcel El Rodeo, estado Miranda.
Cayó también Gregory Rafael Umanes Castillo, alias "El Zorro", tras un
operativo activado ese mismo día por vía terrestre y marítima en la
Península de Araya. Igualmente fue privado de libertad y con los mismos
delitos que "El Gordo", quien está detenido en la prisión El Rodeo.
Otro aprehendido resultó Luis Gregorio Chacín Sanguines, con el apodo de
"Armadillo". El Cicpc pudo determinar que el sujeto en una oportunidad formó
parte de la Policía Municipal de El Hatillo. También fue identificado por la
chica lesionada como otro de los sujetos que participó en el crimen. Fue
capturado el 29 de abril en el sector La Campiña al este de Caracas.
El Fiscal 62 del Ministerio Público lo privó de libertad por los delitos de
homicidio intencional, homicidio intencional en grado de frustración y
agavillamiento. Se encuentra recluido en la cárcel El Rodeo.
El 21 de julio de este año, el Tribunal 11 en funciones de Control del área
metropolitana de Caracas, tras acusación del Ministerio Público, condenó al
cabo segundo de la Armada, Pedro Antonio Sifontes Núñez, condenado a 29 años
de presidio por estar involucrado en los homicidios. La Disip lo detuvo el
30 de abril en Puerto Ordaz, estado Bolívar.
Habló Sifontes
"El día sábado 15 de febrero del año en curso (2003) nos econtrábamos
reunidos cerca de la residencia "Four You", mi persona y el coronel
Pilieri -Yusepe- quien nos dice que debemos capturar y eliminar a Ángel
Salas, Darwin Argüello, Félix Pinto, la novia de Argüello -Zaida Peroza- y a
la novia de Félix Pinto y la menor de 14 años", relató.
"En dicha reunión nos dice que quienes deben hacer el trabajo son el
teniente de la Guardia Nacional Colina y el teniente de la Guardia Nacional
Valera, es decir eliminar a los soldados. Esta orden viene directamente del
general de la Guardia Nacional Felipe Rodríguez, alias "El Cuervo", quien le
dice al coronel Pilieri que busque a todas las personas antes mencionadas,
incluyendo a mi persona y a "HJ", uno de los dueños de los vehículos,
portador de la escopeta y propietario de los radios de seguridad de la Plaza
Altamira".
"Dice que debemos proceder de una vez, siendo las nueve y media de la noche.
"Armadillo" tenía otra arma, aparte de la escopeta, una nueve milímetros
cromada que se la facilitó el coronel Pilieri esa misma noche en presencia
de "HJ", "El Zorro" y mi persona. El coronel Pilieri entregó la cantidad de
tres millones de bolívares a Armadillo".
"Una vez que regresamos del sitio nos dirigimos a la Plaza Altamira. Nos
encontramos al coronel Pilieri a quien "Armadillo" le dice que el trabajo
está hecho. Pilieri hace una llamada al general Felipe Rodríguez y le dice
que el paquete está entregado y listo. De ahí nos dispersamos".
Parte III: "Sifontes me contó cómo los mataron"
PLAN DE TRABAJO: "El viernes 14 de febrero (2003), día de los enamorados,
era una de las únicas mujeres que estaba de seguridad esa noche (en la Plaza
Altamira). Quien estaba de jefe de guardia era "El Zorro" (Gregory Umanes).
Él me pidió que por favor bajara al Core 5, que es el toldo VIP, para hacer
el alpiste que es la comida que se ofrece en los puntos en las noches, es
decir, a la gente de seguridad de los mismos.
"El Zorro" se me acercó y me advirtió que me cuidara de los soldados. Le
pregunté que de quiénes y en ese momento estaban pasando los soldados Félix
(Pinto), Ángel (Salas) y Argüello (Darwin). Me expuso que son ellos.
Le pregunté que porqué, y aseguró: estos estaban negociando gente de la
Plaza y que entre esos estoy yo. Me informó que la cuestión iba a reventar
por la parte más débil, es decir, la gente de seguridad. Y que si se daban
cuenta de lo que sospechaban en torno a estos soldados, era verdad, los iban
a quebrar.
Llegó el famoso sábado y antes de la reunión que se acostumbraba a hacer en
seguridad todas las noches, se reunieron un grupo aparte en donde estaban
"Armadillo" (Luis Chacín Sanguines), Sifontes (Pedro), "El Catire" (Silvio
Mérida), "HJ" (Hugo José Ordóñez), "Hunter" y "Halcón".
"El Zorro" me indicó que ya estaba decidido: los quebramos hoy. Se llevaron
a "Fao" (Raúl Luzardo León), quien según Sifontes lo trasladaron sin él
saber lo que iban a cometer. Como a las 12:30 a 1:00 de la madrugada
llegaron Félix Pinto y Roxana a decirme que porqué no me iba con ellos, ya
que Ángel (Salas) estaba muy deprimido y le respondí que me esperaran luego
de entregar la caja verde que eran los radios, pero me dijeron que no.
Llegó la camioneta de "HJ" con "Armadillo".
Sifontes me preguntó que si yo había visto a Félix (Pinto), pero en ese
momento Félix y Roxana bajaron por la plaza. Le pregunté a Sifontes qué
pasaba y me comentó que ya tenían a los dos primeros y "HJ" afirmó: hacemos
dos viajes. Vamos y luego buscamos a los otros, y se fueron. Sifontes trató
de hacerme creer que sólo los iban a golpear.
"LOS QUEBRAMOS": Llegaron las 5:00 am y abrimos los puntos. Como a las 5:15
aproximadamente arribaron con la excusa que la camioneta de "HJ" se le había
reventado un caucho y tuvieron que cambiarlo. Los que llegaron en ese
momento fueron "Armadillo", Sifontes, "Piedra", "El Zorro", "Fao" y un
muchacho italiano que le dicen "Judo I".
En ese momento "El Zorro" creyendo que había apoyado todo, me hace señas de
que ya. Le pregunto -¿ya qué? y me dice: "Quebramos a los cinco" y le
respondo - ¿qué cinco? y me explicó: a los tres soldados, a la carajita y a
la novia de "El Gordo", una gordita, bajita, pelito enroscadito
oscuro -describiéndome a Gabi (Zaida Gabriela Peroza).
En ese momento aseguró "HJ": ella no tenía nada que ver, pero no podíamos
dejar testigos.
A mí se me comenzaron a salir las lágrimas y "El Zorro" me preguntó que si
yo estaba enamorada del muchachito. Le dije que no, que lloraba porque tenía
un problema familiar.
Sifontes me acompañó a una arepera que está al frente de la Plaza Altamira y
le pregunté qué había pasado, pero se levantó y señaló que no me iba a
contar nada. Me monté en un taxi y no pasaron cinco minutos cuando me llamó
a mi celular y me apuntó que se olvidaba decirme que si hablaba, aunque él
me amaba, me iba a quebrar.
Regresé a la plaza. Sifontes me sentó en las mesitas de "Subway" con una
pistola en la mano y aseguró que me iba a contar cómo había matado a los
muchachos (soldados) y que si lloraba me pegaba un tiro. "Ángel (Salas), tu
hombrecito, murió como un verdadero hombre. No pidió clemencia, no peleó, no
lloró, ni se quejó, ni nada por el estilo...".
Yo lo único que le pregunté fue: ¿qué pasó Sifontes, por qué haces eso?,
pero él seguía hablando: "... mientras que tu hermanito Argüello sí lloraba,
sí rogaba que no lo mataran porque tenía un niño de cuatro años y que él no
iba a decir nada, pero que no lo mataran".
Sifontes señaló que primeramente había matado a Ángel con un tiro por
detrás, en la espalda, y como se quejó y seguía vivo, le pegó otro más
arriba. Me dijo que Argüello se orinó y se hizo pupú, y le dio un tiro por
la costilla y otro por la espalda.
Según Sifontes, todo esto lo hizo él con una escopeta y que a una de las
muchachas le dio un tiro a quemarropa, que fue a Gaby; y que la otra, él me
contó que le propinó un tiro en la cabeza y otro cerca del corazón.
Pinto estaba viendo todo eso y no lloró, no pidió clemencia, ni tampoco se
quejó. Expuso que Pinto también presenció antes de su muerte cómo
"Armadillo" y "El Zorro", torturaban y golpeaban a la novia, señalando que
"Armadillo" le mordía y le pellizcaba los senos, específicamente sus
pezones. Después de asegurarse que la novia estaba muerta, le dieron un tiro
a Pinto en el tórax cuando estaba arrodillado... yo empecé a llorar y le
dije que si me quería matar que lo hiciera.
"En un transcurso de 10 a 15 días luego de encontrados los muchachos
muertos, comencé a tener una relación con Ronald Amado Theis
Pineda -Marinero distinguido de la Armada, también disidente-.
Sifontes se dio cuenta de la relación y se fue de la plaza. Quiero
manifestar que el día que encontraron los cuerpos llegué temprano a Altamira
y lo primero que me apuntó Sifontes fue: "La muchacha novia de Pinto quedó
viva pero en vida vegetal... por si acaso necesitamos matarla y como tú eres
su amiga, te voy a explicar cómo hacerlo y te vas inmediatamente para el
hospital o arremeto en contra de tu familia, especialmente contra tu padre".
Me dijo que con moverle el suero y le entrara aire, con eso tenía.
OTROS ACTORES: Sifontes me refirió también que ese trabajo -los crímenes- no
lo iban a hacer ellos, que les correspondía a los tenientes (GN) Colina y
Varela -detenidos en Miami por la colocación de bombas en las embajadas de
España y Colombia-. Pero como ellos le estaban dando larga al asunto, "El
Cuervo" (general de la GN, Felipe Rodríguez "El Cuervo", hoy prófugo), dio
la orden a las personas que los ejecutaran.
Sifontes me contó que a Argüello y a Salas los montaron bajo engaño,
indicándoles que tenían una comisión. Pero nunca señaló en qué lugar los
recogieron. La mayoría de la seguridad (Plaza Altamira) son
colaboradores y
Post by El re-malo
Post by Shaman
fanáticos de la oposición.
Pero era un grupo aproximado de 115 personas. Llegué a la plaza desde el
segundo día en que se pronunciaron los militares -21 de octubre de 2002-
pero comencé a trabajar como seguridad desde hace dos meses. Sifontes me
dijo que los motivos para matarlos eran que estaban vendiendo gente de la
Plaza. Se habían cambiado de bando".
PRESIONES DE PILIERI: Ronald Amado Theis Pineda: "...en una oportunidad en
la Plaza en compañía de "Mary" (nombre ficticio), el coronel disidente
Yusepe Pilieri -prófugo, señalado de pagar Bs. 3 millones por las
ejecuciones de los soldados- se me acercó y me dijo que necesitaba hablar
conmigo. No le hice mucho caso, pero me gritó: ¡Theis quiero hablar contigo!
Me le acerqué y le pregunté qué quería. Me señaló que si yo era novio de
"Mary" y le contesté sí.
Me indicó que necesitaba un favor mío, proponiéndome que consiguiera una
declaración por escrito y con las huellas de "Mary", donde ésta señale que
los culpables de la muerte de los soldados fue la Disip. Que dijera que le
ofrecieron una gran cantidad de dinero para ella señalar en un primer
momento a las personas de la plaza".
a***@gmail.com
2017-07-09 21:50:19 UTC
Permalink
Raw Message
Post by Shaman
Crimen de soldados disidentes lo ordenaron en Plaza Altamira
Informe completo
Serie de tres artículos publicados por Panorama el 9, 10 y 11 de agosto de
2004, basado en el informe final del caso: "Múltiple Homicidio de Soldados
Disidentes de Plaza Altamira", presentado por el Cicpc.
Panorama, 9, 10 y 11 de agosto de 2004 (Antonio José Medina)
LOS CRÍMENES: "El domingo 16 de febrero de 2003 a las 7:45 de la mañana se
concretó el primer hallazgo. Tres cuerpos yacían en la carretera
Cupo-Araira, entrada de la hacienda "Palo Gacho", en el estado Miranda.
A las 6:30 de la mañana Virgilio Fandino Salas, encargado de la finca, fue
la persona que los localizó justo cuando se dirigía a trabajar junto a su
familia.
En ese instante, frente a la macabra escena, escuchó el quejido de uno de
los cuerpos.Tenía la cabeza ensangrentada y correspondía al de una
adolescente, de 14 años de edad.
Fandino Salas se comunicó con la Policía del estado Miranda, organismo que
se presentó en el sitio y constató que eran tres personas: dos acribillados
y una menor que todavía respiraba y que luego fue trasladada urgentemente al
Hospital de Guatire presentando traumatismo cráneo-encefálico, herida en la
región parieto-occipital derecha, fractura de acromio y escápula derecha y
herida en hombro derecho.
Las dos personas liquidadas a balazos eran Félix Antonio Pinto Heras, de 22
años y distinguido de la Fuerza Aérea Venezolana; y Zaida Gabriela Peroza
López, de 28 años, Técnico Superior en Turismo.
El jefe de investigaciones de la Comisión "11-A", Inspector Jefe Domingo
Chávez, explicó que tras la inspección ocular se pudo observar que el cuerpo
del soldado se encontraba en posición cúbito dorsal con las manos atadas
hacia atrás con cinta adhesiva de color marrón.
De acuerdo con el informe forense, el joven murió a consecuencia de un
balazo a nivel del tórax con entrada a nivel paravertral. También presentó
tres orificios del lado derecho con abotonamiento; cinco orificios de
entrada por otros disparos en el antebrazo derecho y una herida en la región
axilar del mismo lado.
El cuerpo de la dama Peroza López se encontraba en la posición decúbito
dorsal con las manos y pies atados con cinta adhesiva de color marrón. Las
manos dispuestas hacia la parte posterior de su cuerpo y la asesinaron de un
escopetazo mortal en la región lumbar izquierda. Otra herida amplia en el
hipocondrio derecho con salida de asas intestinales y pérdida de globo
ocular izquierdo.
En el lugar se incautaron cuatro cartuchos percutidos de calibre 12
milímetros, cintas adhesivas color marrón, un plomo que se extrajo del
cuerpo del soldado Félix Pinto, un zapato deportivo color blanco, marca
"Evans Sport" con sus trenzas; las cuales presentaron una mancha de color
pardo rojizo y un collar color negro con partes plásticas.
UN TESTIGO: Al cabo de unas horas, la menor herida soltó el número
telefónico de su madre Edith Rita Altuve de Silva, de 41 años, quien
confirmó su parentesco tras un interrogatorio determinante en las
investigaciones que se realizó en la oficinas del Cicpc en Guarenas.
"Mi hija convivía desde hace varios meses con Félix Pinto, quien era un
soldado de la Armada Venezolana y mano derecha del general disidente Néstor
González González. El viernes 14 de diciembre se presentaron en mi
residencia ubicada en el barrio El Algodonal y señalaron que se iban a
trasladar a Valencia para visitar a los familiares de él (soldado)", dijo.
Confesó que en el mismo proceso de recuperación de su hija, se enteró de la
versión de lo sucedido en la masacre. El día sábado (15 de febrero 2003)
Félix Pinto, su amiga Gabriela y la joven fueron sacados bajo engaño por un
sujeto apodado "El Zorro", (Gregory Rafael Umanes Castillo) quien se
desempañaba en el área de seguridad para los militares disidentes de la
Plaza Altamira - donde desde el 21 de octubre del año 2002 se concentraron
militares declarados en rebeldía y desde donde exigían la salida del
presidente de la República, Hugo Chávez, del poder-.
Con la excusa de que organismos de seguridad los estaban solicitando por una
pelea que habían presentado con otro integrante de la Plaza llamado
"Leonardo", les ofrecieron llevarlos hasta un lugar más seguro. Los tres
abordaron un vehículo junto a "El Zorro" y varios sujetos de seguridad,
quienes se desplazaban en otros dos autos.
El director nacional de la Disip, Miguel Rodríguez Torres, informó sobre el
caso que "El teniente disidente (GN) Germán Rodolfo Varela le dijo a los
muchachos que se fueran de la Plaza Altamira porque había intención de
liquidarlos, ya que el general Felipe Rodríguez presumía que ellos eran
informantes de los cuerpos de seguridad del Estado". El policía expuso que
además del grupo designado a cumplir con esa misión estuvo conformado por
elteniente disidente José Colina, involucrado junto con Varela en la
colocación y detonación de explosivos en las misiones diplomáticas de España
y Colombia en Caracas.
Dentro del vehículo, Tayro Robinson Aristigueta Ramírez, alias "El Gordo"
comenzó a proferir insultos contra Félix Pinto tras cobrarle una cuenta por
negocios de carros robados. Detuvieron la marcha y Félix Pinto es sacado del
auto, una camioneta Trail Blazer.
Fue golpeado por "El Gordo" con una pistola marca Glock y por Gregory
Umanes, alias "El Zorro", quien portaba una escopeta.
Luego le propinaron un culatazo a la menor y ésta perdió el conocimiento. En
minutos asesinaron al soldado y a la muchacha sin percatarse de que la menor
aún tenía signos vitales.
María Alejandra Peroza López, hermana de la occisa Zaida Peroza, aseguró al
Cicpc que ella mantenía relaciones amorosas con un efectivo militar de
apellido Argüello y que también permanecía desaparecido desde el mismo día.
La madre de la sobreviviente contó que su hija "comenzó a gritar y un hombre
alto y fuerte la tomó por el cuello, le apuntó con un arma de fuego y la
presionó para que se callara. Fue arrojada al suelo y los sujetos comenzaron
a patearla, le apretaron los senos, golpearon sus genitales y la nuca hasta
perder el conocimiento. Desde ese instante no recordó nada", dijo.
Parte II: "Pilieri pagó Bs. 3 millones para matar a los soldados"
El Segundo Hallazgo: Después de las muertes del soldado Félix Pinto y de
Zaida Peroza, más la menor que salvó su vida milagrosamente en las cercanías
de la hacienda "Palo Gacho"; aparecieron, un día después del primer
hallazgo, otros dos muertos en el sector parque Caiza, autopista
Caracas-Guatire, en el mismo estado Miranda.
Las víctimas fueron registradas como Ángel José Salas Lozano, cabo segundo
de la Armada Venezolana y Darwin Enrique Istúriz Argüello, soldado del
Ejército con el rango de cabo primero. Salas Lozano presentó dos heridas con
orificio de entrada en el hemitórax lateral derecho, región lumbar izquierda
con dos orificios de salida redondeado en hemitórax lateral izquierdo,
fractura octavo y noveno arco costilla derecha, estallido del lóbulo derecho
del hígado, estallido del lóbulo inferior del pulmón izquierdo y hemorragia
interna en el tórax.
Por su parte el cuerpo de Darwin Argüello tenía heridas mortales en el
hemitórax posterior derecho sin orificio de salida, región escapular, cara
posterior externa del antebrazo izquierdo con orificio de salida irregular
en cara posterior del antebrazo izquierdo y estallido de ambos lóbulos del
pulmón izquierdo.
El jefe de la "Comisión 11 de Abril" de la Policía Científica (Cicpc),
subcomisario José Sierralta, aseguró que luego de la comparación balística
de las conchas percutidas de escopeta localizadas en ambos sitios del
suceso, se pudo determinar que fueron disparadas con la misma arma, una
escopeta.
Sótanos De Altamira: Tras las investigaciones, se pudo constatar que fue un
sujeto de nombre Leonardo Rojas, quien presuntamente fue golpeado por los
occisos Ángel Salas Lozano y Darwin Argüello. Los sabuesos iniciaron el
rastreo del ciudadano, quien finalmente quedó identificado con supuestos
registros policiales por seducción y hurto genérico.
El Cicpc le solicitó a la menor lesionada en la Hacienda "Palo Gacho" otros
datos fehacientes y contó la versión que Leonardo Rojas intentó violarla en
los sótanos de Plaza Francia de Altamira, donde era asiduo visitante y
sobrino del coronel Rojas, militar disidente.
Tras el hecho, le comunicó a su novio el soldado Félix Pinto, quien lleno de
rabia y acompañado por Salas y Argüello, le propinó una golpiza en el
"bunker" de Altamira.
Luego de las investigaciones, comenzó a caer Tairo Robinson Aristigueta
Ramírez, alias "El Gordo", quien estuvo involucrado en el triple crimen de
Mamera e identificado por la menor sobreviviente. Fue detenido el 6 de marzo
de 2003 en la avenida Páez de El Paraíso en Caracas y le incautaron una
pistola.
El fiscal 62 del Ministerio Público le decretó medida privativa de libertad
por los delitos de homicidio intencional, homicidio intencional en grado de
frustración, agavillamiento, porte ilícito de arma de fuego y resistencia a
la autoridad. Está preso en la cárcel El Rodeo, estado Miranda.
Cayó también Gregory Rafael Umanes Castillo, alias "El Zorro", tras un
operativo activado ese mismo día por vía terrestre y marítima en la
Península de Araya. Igualmente fue privado de libertad y con los mismos
delitos que "El Gordo", quien está detenido en la prisión El Rodeo.
Otro aprehendido resultó Luis Gregorio Chacín Sanguines, con el apodo de
"Armadillo". El Cicpc pudo determinar que el sujeto en una oportunidad formó
parte de la Policía Municipal de El Hatillo. También fue identificado por la
chica lesionada como otro de los sujetos que participó en el crimen. Fue
capturado el 29 de abril en el sector La Campiña al este de Caracas.
El Fiscal 62 del Ministerio Público lo privó de libertad por los delitos de
homicidio intencional, homicidio intencional en grado de frustración y
agavillamiento. Se encuentra recluido en la cárcel El Rodeo.
El 21 de julio de este año, el Tribunal 11 en funciones de Control del área
metropolitana de Caracas, tras acusación del Ministerio Público, condenó al
cabo segundo de la Armada, Pedro Antonio Sifontes Núñez, condenado a 29 años
de presidio por estar involucrado en los homicidios. La Disip lo detuvo el
30 de abril en Puerto Ordaz, estado Bolívar.
Habló Sifontes
"El día sábado 15 de febrero del año en curso (2003) nos econtrábamos
reunidos cerca de la residencia "Four You", mi persona y el coronel
Pilieri -Yusepe- quien nos dice que debemos capturar y eliminar a Ángel
Salas, Darwin Argüello, Félix Pinto, la novia de Argüello -Zaida Peroza- y a
la novia de Félix Pinto y la menor de 14 años", relató.
"En dicha reunión nos dice que quienes deben hacer el trabajo son el
teniente de la Guardia Nacional Colina y el teniente de la Guardia Nacional
Valera, es decir eliminar a los soldados. Esta orden viene directamente del
general de la Guardia Nacional Felipe Rodríguez, alias "El Cuervo", quien le
dice al coronel Pilieri que busque a todas las personas antes mencionadas,
incluyendo a mi persona y a "HJ", uno de los dueños de los vehículos,
portador de la escopeta y propietario de los radios de seguridad de la Plaza
Altamira".
"Dice que debemos proceder de una vez, siendo las nueve y media de la noche.
"Armadillo" tenía otra arma, aparte de la escopeta, una nueve milímetros
cromada que se la facilitó el coronel Pilieri esa misma noche en presencia
de "HJ", "El Zorro" y mi persona. El coronel Pilieri entregó la cantidad de
tres millones de bolívares a Armadillo".
"Una vez que regresamos del sitio nos dirigimos a la Plaza Altamira. Nos
encontramos al coronel Pilieri a quien "Armadillo" le dice que el trabajo
está hecho. Pilieri hace una llamada al general Felipe Rodríguez y le dice
que el paquete está entregado y listo. De ahí nos dispersamos".
Parte III: "Sifontes me contó cómo los mataron"
PLAN DE TRABAJO: "El viernes 14 de febrero (2003), día de los enamorados,
era una de las únicas mujeres que estaba de seguridad esa noche (en la Plaza
Altamira). Quien estaba de jefe de guardia era "El Zorro" (Gregory Umanes).
Él me pidió que por favor bajara al Core 5, que es el toldo VIP, para hacer
el alpiste que es la comida que se ofrece en los puntos en las noches, es
decir, a la gente de seguridad de los mismos.
"El Zorro" se me acercó y me advirtió que me cuidara de los soldados. Le
pregunté que de quiénes y en ese momento estaban pasando los soldados Félix
(Pinto), Ángel (Salas) y Argüello (Darwin). Me expuso que son ellos.
Le pregunté que porqué, y aseguró: estos estaban negociando gente de la
Plaza y que entre esos estoy yo. Me informó que la cuestión iba a reventar
por la parte más débil, es decir, la gente de seguridad. Y que si se daban
cuenta de lo que sospechaban en torno a estos soldados, era verdad, los iban
a quebrar.
Llegó el famoso sábado y antes de la reunión que se acostumbraba a hacer en
seguridad todas las noches, se reunieron un grupo aparte en donde estaban
"Armadillo" (Luis Chacín Sanguines), Sifontes (Pedro), "El Catire" (Silvio
Mérida), "HJ" (Hugo José Ordóñez), "Hunter" y "Halcón".
"El Zorro" me indicó que ya estaba decidido: los quebramos hoy. Se llevaron
a "Fao" (Raúl Luzardo León), quien según Sifontes lo trasladaron sin él
saber lo que iban a cometer. Como a las 12:30 a 1:00 de la madrugada
llegaron Félix Pinto y Roxana a decirme que porqué no me iba con ellos, ya
que Ángel (Salas) estaba muy deprimido y le respondí que me esperaran luego
de entregar la caja verde que eran los radios, pero me dijeron que no.
Llegó la camioneta de "HJ" con "Armadillo".
Sifontes me preguntó que si yo había visto a Félix (Pinto), pero en ese
momento Félix y Roxana bajaron por la plaza. Le pregunté a Sifontes qué
pasaba y me comentó que ya tenían a los dos primeros y "HJ" afirmó: hacemos
dos viajes. Vamos y luego buscamos a los otros, y se fueron. Sifontes trató
de hacerme creer que sólo los iban a golpear.
"LOS QUEBRAMOS": Llegaron las 5:00 am y abrimos los puntos. Como a las 5:15
aproximadamente arribaron con la excusa que la camioneta de "HJ" se le había
reventado un caucho y tuvieron que cambiarlo. Los que llegaron en ese
momento fueron "Armadillo", Sifontes, "Piedra", "El Zorro", "Fao" y un
muchacho italiano que le dicen "Judo I".
En ese momento "El Zorro" creyendo que había apoyado todo, me hace señas de
que ya. Le pregunto -¿ya qué? y me dice: "Quebramos a los cinco" y le
respondo - ¿qué cinco? y me explicó: a los tres soldados, a la carajita y a
la novia de "El Gordo", una gordita, bajita, pelito enroscadito
oscuro -describiéndome a Gabi (Zaida Gabriela Peroza).
En ese momento aseguró "HJ": ella no tenía nada que ver, pero no podíamos
dejar testigos.
A mí se me comenzaron a salir las lágrimas y "El Zorro" me preguntó que si
yo estaba enamorada del muchachito. Le dije que no, que lloraba porque tenía
un problema familiar.
Sifontes me acompañó a una arepera que está al frente de la Plaza Altamira y
le pregunté qué había pasado, pero se levantó y señaló que no me iba a
contar nada. Me monté en un taxi y no pasaron cinco minutos cuando me llamó
a mi celular y me apuntó que se olvidaba decirme que si hablaba, aunque él
me amaba, me iba a quebrar.
Regresé a la plaza. Sifontes me sentó en las mesitas de "Subway" con una
pistola en la mano y aseguró que me iba a contar cómo había matado a los
muchachos (soldados) y que si lloraba me pegaba un tiro. "Ángel (Salas), tu
hombrecito, murió como un verdadero hombre. No pidió clemencia, no peleó, no
lloró, ni se quejó, ni nada por el estilo...".
Yo lo único que le pregunté fue: ¿qué pasó Sifontes, por qué haces eso?,
pero él seguía hablando: "... mientras que tu hermanito Argüello sí lloraba,
sí rogaba que no lo mataran porque tenía un niño de cuatro años y que él no
iba a decir nada, pero que no lo mataran".
Sifontes señaló que primeramente había matado a Ángel con un tiro por
detrás, en la espalda, y como se quejó y seguía vivo, le pegó otro más
arriba. Me dijo que Argüello se orinó y se hizo pupú, y le dio un tiro por
la costilla y otro por la espalda.
Según Sifontes, todo esto lo hizo él con una escopeta y que a una de las
muchachas le dio un tiro a quemarropa, que fue a Gaby; y que la otra, él me
contó que le propinó un tiro en la cabeza y otro cerca del corazón.
Pinto estaba viendo todo eso y no lloró, no pidió clemencia, ni tampoco se
quejó. Expuso que Pinto también presenció antes de su muerte cómo
"Armadillo" y "El Zorro", torturaban y golpeaban a la novia, señalando que
"Armadillo" le mordía y le pellizcaba los senos, específicamente sus
pezones. Después de asegurarse que la novia estaba muerta, le dieron un tiro
a Pinto en el tórax cuando estaba arrodillado... yo empecé a llorar y le
dije que si me quería matar que lo hiciera.
"En un transcurso de 10 a 15 días luego de encontrados los muchachos
muertos, comencé a tener una relación con Ronald Amado Theis
Pineda -Marinero distinguido de la Armada, también disidente-.
Sifontes se dio cuenta de la relación y se fue de la plaza. Quiero
manifestar que el día que encontraron los cuerpos llegué temprano a Altamira
y lo primero que me apuntó Sifontes fue: "La muchacha novia de Pinto quedó
viva pero en vida vegetal... por si acaso necesitamos matarla y como tú eres
su amiga, te voy a explicar cómo hacerlo y te vas inmediatamente para el
hospital o arremeto en contra de tu familia, especialmente contra tu padre".
Me dijo que con moverle el suero y le entrara aire, con eso tenía.
OTROS ACTORES: Sifontes me refirió también que ese trabajo -los crímenes- no
lo iban a hacer ellos, que les correspondía a los tenientes (GN) Colina y
Varela -detenidos en Miami por la colocación de bombas en las embajadas de
España y Colombia-. Pero como ellos le estaban dando larga al asunto, "El
Cuervo" (general de la GN, Felipe Rodríguez "El Cuervo", hoy prófugo), dio
la orden a las personas que los ejecutaran.
Sifontes me contó que a Argüello y a Salas los montaron bajo engaño,
indicándoles que tenían una comisión. Pero nunca señaló en qué lugar los
recogieron. La mayoría de la seguridad (Plaza Altamira) son colaboradores y
fanáticos de la oposición.
Pero era un grupo aproximado de 115 personas. Llegué a la plaza desde el
segundo día en que se pronunciaron los militares -21 de octubre de 2002-
pero comencé a trabajar como seguridad desde hace dos meses. Sifontes me
dijo que los motivos para matarlos eran que estaban vendiendo gente de la
Plaza. Se habían cambiado de bando".
PRESIONES DE PILIERI: Ronald Amado Theis Pineda: "...en una oportunidad en
la Plaza en compañía de "Mary" (nombre ficticio), el coronel disidente
Yusepe Pilieri -prófugo, señalado de pagar Bs. 3 millones por las
ejecuciones de los soldados- se me acercó y me dijo que necesitaba hablar
conmigo. No le hice mucho caso, pero me gritó: ¡Theis quiero hablar contigo!
Me le acerqué y le pregunté qué quería. Me señaló que si yo era novio de
"Mary" y le contesté sí.
Me indicó que necesitaba un favor mío, proponiéndome que consiguiera una
declaración por escrito y con las huellas de "Mary", donde ésta señale que
los culpables de la muerte de los soldados fue la Disip. Que dijera que le
ofrecieron una gran cantidad de dinero para ella señalar en un primer
momento a las personas de la plaza".
si hubiese tenido oprtunidad de ver este relato antes no habria esperado antes para pedir justicia soy la unica sobreviviente de esta masacre y lucho contra la impunidad
Loading...